Deportes

El rompecabezas en los lanzamientos de 100 mph

José Manuel Hernández admitió que el pitcher debe estar en comunicación con todo su entorno antes, durante y después de lanzar

Reforma

martes, 06 septiembre 2022 | 11:33

CDMX.- Los relevistas de las Grandes Ligas lucen en el montículo tirando lumbre.

Jhoan Durán, de los Mellizos de Minnesota, lidera la lista con 266 pitcheos que igualan o superan la marca de las 100 millas por hora.

El segundo lugar de ese selecto grupo lo ocupa el mexicano Andrés Muñoz, de los Marineros de Seattle, con un total de 150 lanzamientos dentro se ese parámetro.

Emmanuel Clase, de los Guardianes de Cleveland, también destaca con 142, mientras que Brusdar Graterol, de Dodgers de Los Ángeles está cerca con 125 pitcheos.

¿Cómo los relevistas alcanzan esa velocidad?

José Manuel Hernández, coach de pitcheo del Águila de Veracruz, explica que los beisbolistas deben comprender la biomecánica de su cuerpo para hacer la diferencia en el montículo.

"Es un rompecabezas lanzar porque los lapsos o tiempos en los que se divide la mecánica de lanzamiento empieza desde una buena postura en la loma, después se tiene que encontrar un buen balance con el cuerpo para iniciar el movimiento. Ahí es importante identificar el punto o la altura a la que vas a separar tu mano de lanzar con tu mano del guante y encontrar la dirección hacia home con tus hombros, con tu cabeza y con pierna libre.

"Después de la dirección hay que encontrar el aterrizaje que es cómo vas a caer con pierna para lanzar, si es punta-talón, pie plano o talón-punta para preferir la fuerza hacia adelante, es un rompecabezas muy bonito que se logra cuando conoces los pasos de cuerpo para hacerlo más efectivo", puntualizó "La Perica", quien participó en el programa de desarrollo de entrenadores de MLB en distintas partes del mundo.

Comparado con el principio de la Física que dice "Así como la Tierra gira alrededor del Sol, la loma del lanzador es el centro de un sistema en torno al cual giran, como si fuesen planetas en su órbita, las tres bases y el home", el pitcher debe estar en comunicación con todo su entorno antes, durante y después de lanzar.

"Los programas físicos son bastante sólidos, hay fortalecimiento específicos en el hombro, en el codo, que de la mano de los programas de tiro y de calentar el brazo día a día, de las diferentes distancias, de usar una buena técnica, ha hecho que esos lanzadores despunten.

"El beisbol está evolucionado y si antes decíamos que el pelotero era atleta, hoy son súper atletas, están dedicados al cien por ciento porque se se puede analizar la mecánica y en dónde vas a poder encontrar tu punto de poder y fuerza para alcanzar esas velocidades", específico Hernández.

El entrenamiento

Aunque los entrenamientos varían de acuerdo al plan trabajo de cada novena, la mayoría parte de una misma base:

1. Hay que hacer una muy buena preparación en el cuerpo, hay que lubricar, hay que trotar.

2. Se entra en un programa de fortalecimiento específico con el brazo con diferentes ejercicios que dan la oportunidad de que el cuerpo asimile la fuerza a corto o media o plazo.

3. Salir al terreno y hacer un programa de tiro o calentar el brazo con un compañero a ciertas distancias. Es importante dosificar las cargas de distancia para que el brazo vaya adquiriendo fuerza, vaya haciendo contacto sin cargarlo y cantarlo.

4. Regresas y en un lapso de una semana puedes tirar plano que con un pitcher y un catcher para que se sienta el ritmo del cuerpo y los lanzamientos en la zona de strike. En un tercer o cuarto día se suba a un montículo y hagas un bullpen de 20 o 25 pitcheos donde se va a empezar a poner en práctica todo lo anterior para generar la confianza en la loma y que el cuerpo haga memoria muscular y set determinante y agresivo.

5. Cada paso es fundamental para soltar la bola, dar la velocidad que se desea, el comando ya colocación de donde se quiere poner el pitcheo.

Conócelo

José Manuel Hernández

Coach de pitcheo del Águila de Veracruz

Participó en el programa de desarrollo de entrenadores de MLB en distintas partes del mundo.

Otros equipos con los que trabajado: Toros de Tijuana, Acereros de Monclova, Tigres de Quinta Roo