Deportes

Guardan minuto de silencio en NBA por víctimas de escuela

El coach de los Warriors de Golden State, Steve Kerr, dijo que está cansado de lo que está sucediendo

Reforma

Reforma

martes, 24 mayo 2022 | 21:00

Dallas.- Previo al Juego 4 de la Final de la Conferencia Oeste entre los Warriors y Mavericks se recordó a los fallecidos en el tiroteo de este martes en una escuela en Texas

En el minuto de silencio, también se honró a otras víctimas.

"Jugamos el juego de esta noche para el entrenador Michael Coyne, quien perdió la vida el domingo al regresar a casa de nuestro juego, y las víctimas del horrible tiroteo en Robb Elementary en Uvalde, Texas", pusieron los Mavericks en su Twitter.

"Antes del partido de esta noche, ambos equipos hicieron un momento de silencio por las víctimas y las familias del trágico tiroteo de hoy", fue el mensaje de los Warriors.

El tiroteo en la escuela fue perpetrado por un joven de 18 años. La cifra de muertos de acuerdo a los recientes reportes es de 21 personas, 18 de ellas niños.

Tras el incidente, el coach de los Warriors de Golden State, Steve Kerr, dijo que está cansado de lo que está sucediendo, sobre todo porque no se hace nada a gran escala para detenerlo.

"Estoy cansado de los 'un momento de silencio'... ¡Suficiente!", gritó Kerr ante los medios. "Hay 50 senadores, que se rehúsan a votar sobre la HRA, una regla de verificación de antecedentes que la Cámara (de Representantes) aprobó hace un par de años y hay una razón por la que no lo votarán: para mantenerse en el poder".

a NBA se ha caracterizado por ser una liga donde se respeta el pensamiento de jugadores y entrenadores, y donde no se les castiga por hablar de distintos temas.

"Desde nuestro entrenamiento por la mañana, 14 niños fueron asesinados en unas 400 millas de aquí y un maestro (sic). Y en los últimos 10 días hemos tenido ancianos negros asesinados en un supermercado en Búfalo, hemos tenido asistentes a una iglesia asesinados en el Sur de California, ahora tenemos niños asesinados en una escuela".

"¿Cuándo vamos a hacer algo?", dijo Kerr mientras golpeaba la mesa.