Deportes

Héctor Espino ‘destruyó’ la LMP

Su leyenda sigue vigente en la Liga Mexicana del Pacífico a 22 años de su partida

Agencias
sábado, 07 septiembre 2019 | 16:47

Hermosillo, Sonora.- La historia de la Liga Mexicana del Pacífico es imposible de narrar sin mencionar a Héctor Espino, el hombre que hizo y deshizo con el madero a la hora de pararse en el plato a batear.
 
Hoy se cumplen 22 años de la partida del más grande beisbolista mexicano de todos los tiempos y uno que a lo largo de 24 temporadas jugando con los Naranjeros consiguió "destruir" cuantas marcas quiso, dejando una herencia fuera de serie en la pelota invernal.
 
El 23 de octubre debuta con la novena de los Arroceros de Ciudad Obregón, en doble jornada ante Ostioneros de Guaymas.
 
Su primer hit fue un doblete productor ante Alejandro "Chicles" Rodelo, y su primer jonrón fue frente a los lanzamientos de Cliserio Trujillo.
 
El 29 de octubre juega por primera vez con Naranjeros, en una serie ante Arroceros, utilizó el número 11 y posteriormente lo cambiaría al 21.
 
Y fue hasta el 29 noviembre que conectó su primer cuadrangular, ante el pítcher "Chicles" Rodelo.
 
Gana su primer cetro de bateo, de 13 que lograría en total jugando para los Naranjeros.
 
Logra por primera vez ser nombrado Jugador Más Valioso. En total sumó seis reconocimientos.
 
Jugó brevemente para Jacksonville, sucursal de Triple A de los Cardenales de San Luis.
 
Gana por primera vez la triple corona de bateo, logrando repetir la hazaña en dos ocasiones más.
 
Recibió la base intencional con la caja llena por parte del pítcher Gregg Gaycoc, de los Mayos; este mismo año le conectó tres jonrones al mismo equipo y pegó su hit mil ante Tomateros de Culiacán.
 
Al estadio del "Coloso del Choyal" le es cambiado el nombre al de Héctor Espino en su honor. Año en el que también ganaría su primera Serie del Caribe con Naranjeros.
 
A sus 43 años ganó el título de bateo con un porcentaje de .316.
 
Espino se retira de los Naranjeros luego de participar 24 temporadas y tras mil 552 juegos jugados, 5 mil 544 turnos al bat, mil 824 hit, 299 jonrones, mil 97 carreras producidas y 947 anotadas.
 
Ingresa al Salón de la Fama del Beisbol Mexicano y también repite en el del Caribe.
 
Fallece el 7 de septiembre en la ciudad de Monterrey a los 58 años y a unos días de reportarse un año más como coach de bateo de los Naranjeros. 


Fuente: www.elimparcial.com