Deportes

Los Gigantes quieren darle un adiós memorable a Bochy

Ha sido un manager que da prioridad al bienestar de sus jugadores

Associated Press
martes, 26 marzo 2019 | 09:37
Associated Press

Bruce Bochy siempre ha sido un manager que da prioridad al bienestar de sus jugadores.

Ese fue el principal por el cual el veterano piloto de San Francisco, posiblemente un futuro miembro del Salón de la Fama, decidió en febrero adelantar el anuncio de su retiro al final de esta temporada. Se había aburrido de las persistentes preguntas y conjeturas sobre su futuro. No quería ser una distracción.

Ahora, los Gigantes inician una temporada que será la última de Bochy — y todos están determinados que sea una memorable pese a la titánica tarea de volver a la cima en la reñida División Oeste de la Liga Nacional.

"Fue una corazonada, era el momento", dijo Bochy sobre anunciar sus planes de retiro. “Ha sido una experiencia increíble. Tengo que estar muy agradecido por muchas cosas, con los jugadores, la ciudad, los fanáticos. Era la hora de hacerlo”.

En la primera temporada de Bochy con los Gigantes en 2007, dirigió a Barry Bonds cuando el toletero rompió el récord de jonrones de Hank Aaron. Bochy procedió a conducir a los Gigantes a los títulos de la Serie Mundial en 2010, 2012 y 2014 pero San Francisco ha andado a los tumbos la mayor parte tras esa notable racha. Alcanzaron la serie divisional en 2016 y perdieron ante los Cachorros en cuatro juegos.

"Lo primero es sacar adelante este año. Confiamos en que sea uno memorable para él”, dijo el torpedero Brandon Crawford. “Pero va a ser diferente sin él”.

Varias de las principales estrellas de San Francisco perdieron tiempo significativo en 2018 por culpa de más lesiones: el as Madison Bumgarner, los derechos Johnny Cueto y Jeff Samardzija, el cátcher Buster Posey, el primera base Brandon Belt, el segunda base Joe Panik y el tercera base Pablo Sandoval.

Su marca fue de 73-89, incluyendo un desplome 5-21 en septiembre. Pero mejoraron su resultado de 2017, cuando quedaron últimos con foja de 64-98.

"Es muy raro ver a equipos que ganan eternamente”, dijo Bumgarner. “Hay altibajos y eso no significa que sea algo que toleramos, pero al mismo tiempo hay que entender eso y podamos acelerar tremendamente el proceso para volver a la cima”.

Tal es la intención de Farhan Zaidi. El nuevo presidente de operaciones de béisbol confía en que los Gigantes puedan recuperar terreno en 2019. Llega procedente de los rivales de Dodgers, primeros de la división en los últimos seis años.

Otros detalles sobre los Gigantes, un equipo que ha sufrido 187 los últimos dos años, el peor periodo para la franquicia desde 1984-85:

BUMGARNER: El zurdo insiste que no vive del pasado. Así evita pensar en sus últimas dos temporadas, malogradas por lesiones. Pero el MVP de la Serie Mundial quiere volver a ser el pitcher que tiraba 200 innings cuando estaba sano. Atribuye a la mala suerte lo ocurrido el año pasado. Bumgarner se fracturó el meñique de su mano de lanzar cuando fue impactado por una línea en su última apertura de pretemporada, tuvo que operarse y no fue hasta junio cuando pudo lanzar. En 2017, se perdió casi tres meses tras sufrir un accidente en una moto todoterreno durante un día libre en Colorado.

POSEY: Los Gigantes quieren tener cuidado con Posey, el MVP de 2012 que viene de una cirugía en la cadera derecha a la que se sometió en agosto. Bateó para .284 con cinco jonrones y 41 impulsadas en 2018 al verse limitado a 105 juegos antes de la operación. Al filo de iniciar la campaña, adquirieron a Erik Kratz, un veterano de 38 años, en un canje con Milwaukee para que sea el receptor suplente.

JARDINES: El trío de jardineros es el punto más débil que tienen — sus posibles titulares se combinaron para solo 12 jonrones la pasada temporada. Zaidi intentó infructuosamente pescar a Bryce Harper, la nueva estrella de los Filis, con una oferta de 310 millones por 12 años. Acabaron firmando a Cameron Maybin — quien fue arrestado por conducir en estado de ebriedad durante la pretemporada y luego dado de baja tras una floja producción— y Gerardo Parra con contratos de ligas menores.

PROSPECTOS: El receptor Joey Bart dejó una buena impresión en su primera experiencia en los entrenamientos de primavera. La segunda selección general del draft del año pasado tuvo la asignación de recibir la primera sesión de bullpen de Bumgarner. Bart comenzará el año en la filial de Clase A en la vecina ciudad de San José.