Deportes

Luz y sombra de Bale en triunfo de Gales

Aaron Ramsey y Connor Roberts liquidaron con sus goles a Turquía

Associated Press

Agencia Reforma

miércoles, 16 junio 2021 | 13:29

Baku— Aaron Ramsey y Connor Roberts liquidaron con sus goles a Turquía, pero Gareth Bale fue el autor intelectual.

Bale se cansó de poner asistencias, y hasta falló un penal, en el triunfo de Gales por marcador de 2-0, que lo tiene con un pie en la segunda jornada de la Euro 2020.

Los únicos que maldijeron el gol Ramsey fueron los futbolistas de Turquía.

El mediocampista de la Juventus marcó el primero de los dos goles en el Estadio Olímpico de Bakú.

Hace ya tiempo que a Ramsey lo vinculaban con una maldición. Sus goles coincidían con el fallecimiento de famosos. Ahora, el jugador solamente liquidó a los turcos, en la segunda jornada de la Euro.

Gales ya suma 4 puntos y encabeza el Grupo A de la competencia, claro, en espera del resultado de unas horas en el Italia-Suiza.

Ramsey marcó un gol, pero pudo hacer cinco. En el primer tiempo tuvo cuatro asistencias de Bale: se topó con el portero, eligió mal en un cabezazo claro y tuvo dos mano a mano, el segundo de ellos bien finalizado tras ganarle la espalda a los centrales, matar el balón con el pecho y definir con clase. En el complemento habría de probar fortuna otra vez, pero el esférico salió justo a la ubicación del guardameta.

Después de los turcos, el único que tuvo motivos para maldecir fue Gareth Bale.

La figura de Gales falló un penal al 61'. Voló el esférico. Era el tanto de la tranquilidad. La pelota, caprichosa como es, se burló nuevamente de él un minuto después cuando fue al taponazo contra el portero y el balón pasó a centímetros de la horquilla.

Ambos equipos buscaron el arco rival, a diferencia de sus planteamientos en la primera jornada. Entendían que su respectivo rival se prestaba para los tres puntos, para pisar fuerte en este Grupo A.

Gareth se despachó con otra asistencia ya en la compensación, pero Wilson fue ineficaz en el mano a mano.

Al 95', Bale otra vez fue determinante. Invadió el área por la línea de fondo y mandó un pase preciso a Connor Roberts, quien solo empujó el esférico.

Si algo hay que reconocerle a la figura de Gales es el que nunca haya desistido. Turquía se desmorona, sin puntos y con cinco goles en contra.