Deportes

Muestran su lado más Monumental

La principal barra del América, La Monumental, repartió 400 despensas entre la población más vulnerable por la Covid-19, las cuales pudieron comprar luego de vender unos 2 mil cubrebocas en el metro

Reforma

Édgar Contreras/Reforma

sábado, 02 mayo 2020 | 07:55

Ciudad de México.- En medio de la pandemia, ellos tuvieron un gesto 'Monumental'.

La principal barra del América repartió 400 despensas entre la población más vulnerable por la Covid-19.

El bolero, el recolector de basura, el que en silla de ruedas busca ganar algunos pesos, la señora de la tercera edad que ofrece gelatinas y flanes, el que vende dulces en una jardinera, el afilador, el de las nieves, el de la vulcanizadora, los trabajadores de obras de la Ciudad de México, el que vende garrafones de agua, todos ellos tienen ya sus víveres y artículos.

El líder de la barra La Monumental, Jesús Peña, conocido como el "Congo", tiene un taller de serigrafía y estampado. Él y otros barristas confeccionaron 2 mil cubrebocas con 40 diseños azulcremas. Vendieron cada producto a 25 pesos en las estaciones San Cosme, Taxqueña, Chabacano y Buenavista del Metro. Todas las ganancias se destinaron a la compra de productos de la canasta básica.

"Al ver lo que estábamos haciendo, otros compañeros se sumaron a la causa, aportando plata para hacer más grande la compra de despensas", contó el "Congo" a CANCHA.

A bordo de tres carros, y acompañado de 11 barristas de La Monumental, repartieron las despensas en zonas del Centro, Santa María la Ribera, en partes marginadas de Santa Fe, en barrios de Iztapalapa e Iztacalco.

"La verdad hasta se te enchina la piel de cómo le cambia a la gente el semblante", comentó el líder de La Monu.

Eso sí, para dar los apoyos no contó el color de la camiseta. El barrista dijo que esta vez juegan en el mismo equipo.

"Sabemos de la problemática que todos estamos viviendo. Queríamos poner nuestro granito de arena y ayudar a la sociedad que más lo necesita, hombro con hombro.

"Yo sé lo que es pasar hambre y dormir en la calle. Por eso entendemos, y queremos ayudar", mencionó el "Congo".

Pan para todos

La panadería Libertad, en la esquina de Cuitláhuac y Tacuba, regala pan a quien lo solicite en estos tiempos de Covid-19.

El dueño del negocio es precisamente un barrista de La Monumental, conocido como el "Shaggy".

"¿Tienes necesidad de un alimento?, te ofrezco un pan", reza un letrero, pegado en el negocio.

La solidaridad es un boomerang. Algunos de los consumidores pagan un pan extra, para que tampoco la panadería entre en crisis.

Precisamente ese gesto de los trabajadores de "Libertad" detonó la iniciativa para comprar despensas y entregarlas a los más necesitados, contó el "Congo", líder de La Monumental.

Aquí no hay escudos

En el partido contra la Covid-19, ya no importan los colores.

Un aficionado del León también recibió una de las 400 despensas que la barra La Monumental repartió entre los más vulnerables en época de pandemia.

"Amigo, de corazón, ¿nos aceptas una despensa?, la formamos entre varios compañeros como una forma para ayudar ante la situación, no tienes que firmar nada, lo hacemos porque nos nace", ofrecieron los barristas azulcremas, quienes de igual manera le hubieran regalado los víveres a un fan de las Chivas.

Águilas y ángeles

Sobre Paseo de la Reforma, un bolero sufría por no generar ingresos para comer.

En ese contexto aparecieron los barristas de La Monumental para obsequiarle una despensa.

"Nos dijo que estaba canija la situación, que no había sacado nada en toda la mañana y no sabía qué decir en su casa, por la tarde, que no tenía para comer.

"Justo decía que no sabía qué iba a llevar para comer a su casa. Fue el único que sí se nos tronó", narró el "Congo", líder de la barra.

La Monumental fue conocida por lanzar una carretilla a la cancha del Estadio Azteca, en un partido de Copa Libertadores ante Sao Caetano, en 2004.

Ahora, varios de esos hinchas se conmueven al hablar de las reacciones de la gente de bajos recursos a quienes regalaron víveres y artículos de primera necesidad.

"De inicio, un señor en silla de ruedas, se me quiebra la voz nada más de contarlo, le cambiamos tanto el semblante en su cara que casi me pongo a llorar ahí", contó el "Congo".

Las despensas también incluían cubrebocas, diseñados por los propios hinchas.

"Ante esta situación estaban muy sensibles (los barristas), sentí que les emocionaba llegar y ofrecer una despensa, que entendían los tiempos que estamos pasando, los sentí muy sensibles, contentos de poder ayudar, colaboración de todos, no nada más en venta de cubrebocas", mencionó el barrista.