Deportes

No descartan cancelación in extremis de Tokio 2020

Toshiro Muto, jefe del comité organizador de Tokio 2020, no negó que los JO pueden cancelarse ante un aumento de casos de Covid-19

Reforma

Reforma

martes, 20 julio 2021 | 16:00

Tokio, Japón.- El jefe del comité organizador de Tokio 2020 no descartó este martes una cancelación de último minuto de los Juegos Olímpicos, ya que más atletas dieron positivo por Covid-19 y los principales patrocinadores abandonaron los planes para asistir a la ceremonia de apertura del viernes.

 Cuando se le preguntó en una conferencia de prensa si la obra maestra del deporte mundial aún podría cancelarse, Toshiro Muto dijo que estaría atento a las cifras de infección y se pondría en contacto con otros organizadores si fuera necesario.

 "No podemos predecir lo que sucederá con la cantidad de casos de coronavirus. Por lo tanto, continuaremos las discusiones si hay un aumento en los casos", dijo Muto.

  "Hemos acordado que, con base en la situación del coronavirus, volveremos a convocar conversaciones entre cinco partes. En este punto, los casos de coronavirus pueden aumentar o disminuir, por lo que pensaremos en qué debemos hacer cuando surja la situación". 

Los casos de Covid-19 están aumentando en Tokio, y los Juegos, pospuestos el año pasado debido a la pandemia, se llevarán a cabo sin espectadores. Japón decidió este mes que los participantes competirían en lugares vacíos para minimizar los riesgos para la salud.

 Ha habido 67 casos de infecciones por Covid-19 en Japón entre los acreditados para los Juegos desde el 1 de julio, cuando comenzaron a llegar muchos atletas y funcionarios, dijeron los organizadores este martes.

 Japón, con un programa de vacunación que está retardado a comparación de otras naciones desarrolladas, ha registrado más de 840 mil casos y 15 mil 55 muertes, y la ciudad sede de los Juegos, Tokio, está experimentando un nuevo aumento, con mil 387 casos registrados el martes.

 Muto, un ex alto burócrata financiero con estrechos vínculos con el partido gobernante de Japón, es conocido por su cuidadosa elección de palabras, mientras que los funcionarios se enfrentan a un público nacional enojado por las restricciones del coronavirus y preocupado por un posible aumento en los casos provocados por los asistentes a los Juegos que llegan del extranjero.