Deportes

Nos moríamos con él en la cancha: Borja

Trelles trascendió por su inteligencia, por sus sistemas tácticos, por su picardía, dice

Reforma

Reforma

jueves, 26 marzo 2020 | 09:24

Ciudad de México.- Ignacio Trelles dejó un legado invaluable en el futbol mexicano y un recuerdo imborrable en Enrique Borja.

"Hablar de México era hablar de Nacho, en el futbol", dice vía telefónica Borja, quien jugó su primera Copa del Mundo bajo las órdenes de don Nacho, en Inglaterra 1966.

Trelles trascendió por su inteligencia, por sus sistemas tácticos, por su picardía tan apreciada en los mexicanos y por el manejo de grupo, conceptos que alabó Enrique.

"Todos nos moríamos con él en la cancha. Fue un gran estratega. Creíamos y nos convencía de sus ideas", comentó.

Trelles debutó a Borja en una Copa del Mundo pese a que el delantero era uno de los más jóvenes del plantel, ya que apenas tenía 20 años. Hasta el día de hoy es histórica la narración del gol de Enrique a Francia, en el 1-1 en Wembley en 1966.

La relación entre ambos trascendió. Hoy por la mañana, los hijos de Don Nacho se comunicaron con Borja para darle la noticia del fallecimiento del mítico entrenador, a los 103 años.

Todavía solían platicar por teléfono, contar historias, revivir momentos, pese a la distancia ya que Enrique reside en Estados Unidos.

A Don Nacho se le considera un adelantado a su época, un hombre que estudió tácticas de otros deportes y las aplicó al futbol.

Borja señaló que Trelles también que es una auténtica leyenda porque su legado trascendió, porque creó una escuela de técnicos y una manera de entender el futbol como raras veces se ha visto.