Deportes

Para Brizio, Palazuelos es el mejor

No titubea para mencionar a César Arturo Ramos Palazuelos como el más capaz de los silbantes nacionales

Reforma
miércoles, 16 octubre 2019 | 08:44
Reforma

Ciudad de México.- Arturo Brizio Cárter, el hombre que dirigió en 2 Copas del Mundo y actual presidente de la Comisión de Árbitros, no titubea para mencionar a César Arturo Ramos Palazuelos como el más capaz de los silbantes nacionales.
"César Ramos, técnicamente es el mejor árbitro, es reconocido a nivel internacional, en el Mundial. El árbitro de España, que es una de las Ligas más fuertes, pitó un partido, mi árbitro pitó 3, no lo digo yo, ahí están los números", mencionó en el programa "En la Cancha", conducido por Miguel Ángel Arizpe, director nacional de Cancha.
El dirigente de los hombres de negro recuerda sus años en las canchas.
"Era un árbitro apasionado de la aplicación del reglamento, de la no violencia y me preparaba todos los días, en aquellos años se entrenaba 2 veces a la semana y yo lo hacia todos los días para tratar de ser el mejor. Dos Mundiales, 6 partidos en Copas del Mundo. No me quedó la espinita porque cuando haces todo lo necesario para estar en una Final, ya no está en ti, mi nombre estuvo en la urna de la Final de Francia", comentó.
Brizio Cárter dejó en claro que no hay crisis en el arbitraje mexicano.
"Hay errores arbitrales, pero los ha habido siempre, recuerdo desde niño cuando estaba mi padre (Arturo Brizio Ponce de León) que se hablaba de crisis arbitral, y tenemos árbitros en los Mundiales, en Concacaf, grandes exponentes del arbitraje mexicano y grandes trabajos arbitrales", detalló.
"El error es omnipresente en el trabajo arbitral, no hay forma en que sea perfecto, no estoy de acuerdo que se viva una crisis. Es un hecho que el árbitro y el futbolista están más expuestos, la televisión saca ángulos que no sacaba, el futbol es una combinación de error y acierto, pero se le pide perfección a un grupo, que es el arbitraje".
Para Brizio, uno de los grandes problemas es que el futbolista se prepara para engañar al árbitro.
"Si no existiera el fingimientos sería más sencillo arbitrar, pero existe, incluso la prensa, el público, le llamamos picardía, viveza, le llamamos la sal del futbol, pero la realidad es que es un engaño, una forma injusta de sacar ventaja, y el árbitro está en desventaja contra eso", apuntó.