Deportes

Pumas no pudo cumplir con promesas mundialistas

El proyecto que nació en febrero de 2017 simplemente no funcionó

Alejandra Benítez/ Agencia Reforma

martes, 15 noviembre 2022 | 07:38

CDMX.- En febrero de 2017, se presentó el proyecto denominado el nuevo ADN de Pumas, en el que prometieron que 5 de jugadores de extracción auriazul estarían en el Mundial de Qatar, sin embargo, la realidad les brincó a la cara tras conocerse la convocatoria en la que no figura ningún jugador del Club Universidad.

De los elementos en los que el equipo auriazul tenían puesta la mira, ninguno logró figurar.

En la lista de los 26 jugadores que estarán en la Copa del Mundo, solo hay dos elementos de extracción puma, Jesús Gallardo y Héctor Moreno.

Gallardo, quien debutó en el 2015 con los auriazules dejó el club en el 2018 para ir a jugar con Monterrey, y Moreno cumplió su ciclo en el 2007.

Johan Vázquez, quien también forma parte de los convocados a Qatar, jugó con los universitarios de 2020 a 2022, pero se formó en Cimarrones de Sonora y Monterrey.

El portero , pero llegó al Club Universidad con 17 años de experiencia.

El presidente Rodrigo Ares de Parga diseñó este proyecto donde se buscaba recuperar la esencia formadora de Club, y por ende la proyección de su cantera.

Entre los objetivos se prometió que para el 2022 habría 5 jugadores de extracción puma en la Copa del Mundo.

De los canteranos que se formaron de 2018 al 2022, Alan Mozo fue el jugador sobre el que se depositaron más expectativas, pero perdió su lugar en la Selección Preolímpica, luego de un episodio de indisciplina en el club.

Durante los juegos amistosos de la Selección Nacional, el año pasado fue llamado el defensa central, Arturo "Palermo" Ortiz, aunque cabe señalar que este jugador tampoco se formó en la cantera de Pumas, ya que la mayor parte de su carrera la hizo en la Liga de Expansión y la División de Ascenso.

Al final "Palermo" Ortiz solo formó parte de ese grupo de jugadores que apoyó el proceso del "Tata" Martino cuando no podía echar mano de los futbolistas que jugaban fuera de México.

El único premio de consolación para Pumas fue el llamado de los juveniles Santiago Trigos y Jorge Ruvalcaba, quienes acompañaron al Tricolor en sus amistosos en Girona, para servir de sparrings al representativo nacional.

El Mundial del 2026 abrirá las puertas a las sangre joven, por lo que Pumas tendrá cuatro años para ver si finalmente logran colocar a algunos de sus canteranos, tal y como se dio en otras Copas del Mundo.