Deportes

Relaciones peligrosas ha tenido Checo Pérez en la F1

Checo busca dejar atrás los problemas y buscar el subliderato de la F1

Carlos Alberto Velázquez/ Agencia Reforma

jueves, 17 noviembre 2022 | 07:21

CDMX.- A punto de cerrar su temporada 12 en la Fórmula Uno, Checo Pérez se encuentra en el mejor estado de forma de toda su carrera y está por cumplir un reto más en su trayectoria: ser subcampeón.

Sin embargo, entre las muchas dificultades que supone una docena exitosa de campañas en la Máxima Categoría del mundo motor, hay otra que incluye el lidiar contra el deseo de otros pilotos de cumplir los mismos objetivos que el tapatío.

Desde 2021, Pérez ha formado parte de Red Bull, escudería en la que ha tenido de coequipero a Max Verstappen, ahora bicampeón del mundo.

Su actual compañero de equipo ha sido el rival más complicado que en este 2022, pues además de la extraordinaria calidad que posee en pies y manos, la actitud ganadora y competitiva han distinguido al piloto neerlandés, mismos que también han provocado desplantes como el del pasado GP de Sao Paulo, en el que se negó a permitirle el rebase para quedar en sexto y obtener 2 puntos más, importantes en la lucha que mantiene el mexicano por el subcampeonato ante el monegasco Charles Leclerc, de Ferrari.

Este tipo de batallas internas ya las ha vivido el tapatío en otros equipos, sobre todo en sus dos últimas experiencias antes de Red Bull, primero con Esteban Ocon, de 2017 a 2018, y, después con Lance Stroll, de 2019 a 2020.

Con el francés protagonizó grandes peleas dentro de la pista que provocaron chispas en la relación entre los de Force India.

Con el canadiense, el combate era más fuera de pista, pues al ser hijo del dueño de la escudería (Lawrence Stroll era el propietario de Racing Point), el mexicano debía superar en las carreras las sospechas de favoritismos frente a Lance.

Estas no fueron las únicas rivalidades polémicas, pues aunque fue en menor intensidad, se recuerdan algunos episodios con el piloto alemán, Nico Hülkenberg, con quien compartió el asiento de Force India entre 2014 y 2016.

Mejores relaciones tuvo Checo con el japonés Kamui Kobayashi, en Sauber, y con el campeón del mundo Jenson Button, con quien convivió tan sólo un año.