Deportes

Se va Trelles a su manera

Llegó al futbol con discreción y sencillez, y así se fue

Reforma

Reforma

jueves, 26 marzo 2020 | 08:48

Ciudad de México.- "Con discreción y sencillez llegué al futbol. Así me quiero ir".

Las últimas palabras de don Nacho Trelles a su hija Lety, según refiere Rubén Maturano, muestran la esencia del entrenador mexicano más exitoso de la historia y quien falleció a los 103 años, tras sufrir un infarto.

La gente de futbol reclama un homenaje en el Estadio Azteca o en el Jalisco. En cambio, él se despidió exactamente como quiso. Fue un velorio privado, para sus familiares. La pandemia por el Covid-19 y el aislamiento contribuyeron al silencio. El ruido ya lo hizo en vida.

Trelles pudo pasarse días hablando de sus logros, de las decenas de futbolistas a quienes formó, de las centenas de anécdotas y de sus mil partidos, mil 83 para ser precisos.

O bien de sus 15 títulos, 7 de ellos de Liga, y su participación en el banquillo en 3 Copas del Mundo. De cómo atestiguó el primer punto de la Selección Mexicana en Mundiales (ante Gales en 1958) y cómo la guió al primer triunfo (frente a Checoslovaquia en 1962).

"Son vivencias que me platicaba el maestro, el amigo, el jefe... Mi segundo padre", narró, entre lágrimas, Maturano, su alumno durante 24 años.

Don Nacho nació en plena Revolución Mexicana. Quizá por eso le fue tan natural revolucionar el futbol mexicano: innovó en los sistemas tácticos (línea de 5), utilizó la metodología de otros deportes como el basquetbol y se valió de la tan mexicana picardía, esa que se asoma en las historias domingueras sobre cómo mandaba a regar la cancha del "Coruco" Díaz para que el vapor fundiera a los rivales o cómo lanzaba balones para detener el avance rival. Su personalidad incluso inspiró al personaje de "Moncho Reyes" (Ramón Valdés) en la película "El Chanfle".

"Todos cuando alguien se muere dicen 'qué buena persona era'. No, no, no. Tú le preguntas a cualquier jugador que lo conoció, y entrenó, y te van a decir todos: 'el viejo era otra cosa'. Estupenda persona, un gran entrenador, el mejor que ha tenido México en su historia", lanzó Maturano.