Deportes

Su hermana falleció y él se encargó de cumplir su sueño

Elemento de la SSPE se convierte en campeón mundial de marcha

De la Redacción

martes, 08 noviembre 2022 | 18:03

Chihuahua.- El sueño de su hermana, que falleció justo antes de cumplir 15 años de edad, llevó al oficial de la Subsecretaría de Movilidad de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), Ricardo González Muñoz, a convertirse en un atleta profesional de marcha, disciplina en la que logró recientemente 3 medallas de oro para México en el XXIII Campeonato Centroamericano de Atletismo Master que se realizó en San José, Costa Rica.

El convertirse en deportista fue algo de familia para el oficial de Policía Vial, y todo inició con su hermana quien falleció en un percance vial antes de cumplir 15 años de edad, pero para esa edad ya pintaba un brillante futuro como deportista.

“Si ella hoy viviera, ya habría sido campeona olímpica”, asegura el oficial González Muñoz al recordar que su hermana ya contaba con un historial bastante amplio como corredora a sus 14 años de edad.

Su hermana lucho por sobrevivir casi 15 días, pero lamentablemente falleció a causa de las lesiones que sufrió en un accidente carretero, y fue entonces que él se prometió seguir con el sueño de su hermana y comenzó su preparación como marchista, al igual que con su sobrina, quien también es campeona de marcha y actualmente pertenece a la Secretaría de Marina (Semar).

Ambos, dijo, entrenaron muy duro para llegar al nivel en el que se encuentran actualmente y está enamorado de la disciplina que eligió, “es mi descanso”.

Desde que su sobrina era bebé, recordó, se fueron encaminando al deporte y aunque de inicio a ella no le gustaba la disciplina de marcha, le tomó el amor igual que él y gracias al apoyo que ella recibió de la Marina, se convirtió, con 23 años de edad, en doble campeona mundial y participó en los juegos olímpicos de Tokio, Japón.

Es en donde el oficial Ricardo González decidió no quedarse atrás y, gracias al apoyo de la Subsecretaría de Movilidad, comenzó su preparación como marchista profesional.

“Salía del trabajo, me quitaba el uniforme, y me ponía a entrenar”, hace remembranza el oficial de la Policía Vial, quien actualmente se encuentra desplegado en la ciudad de Ojinaga.

La parte más dura, siempre fue la ausencia para con su familia, a quienes dejaba de ver y convivir con ellos para ir a entrenar, “llegaba y ellos ya estaban dormidos, fue mucho tiempo en donde no pude convivir, lo más difícil fue encontrar el tiempo para verlos”.

Con más de 20 años de casado, con una hija mayor de edad y un nieto pequeño del cual es tutor legal, el oficial de Policía Vial Ricardo González, es un ejemplo dentro y fuera de la corporación, pues su dedicación lo llevaron a lograr más de 30 medallas en campeonatos nacionales e internacionales.

Su preparación como marchista consiste en cumplir su labor como oficial de la Policía Vial y luego entrenar, pero a decir de él mismo, lo más difícil es el entrenamiento mental y emocional que debe sobrellevar para poder competir en eventos internacionales.

“Es poder creérmela, no hay que achicarse, tener la mentalidad de que es sí, o sí”, refiere el agente González Muñoz.

La preparación mental, y física, han llevado al agente a tener dos años al hilo sin bajar del pódium de los 3 primeros lugares en las competencias en las que ha participado.

A nivel nacional ha participado en varias competencias, mismas que le dieron la clasificación para el mundial de Europa que se realizó en Finlandia y ese caminó le garantizó también su participación en el XXIII Campeonato Centroamericano de Atletismo Master.

En este último, que se desarrolló en San José, Costa Rica, el oficial González Muñoz, logró 3 primeros lugares en marcha.

Está clasificado para el Mundial de Polonia que se realizará en marzo del 2023 y en el abierto de Suecia, a realizarse en 2024.

“Ya llegué, y lo difícil no es llegar sino mantenerse, no quiero creer que fue casualidad ganar un mundial, voy a buscar el pódium, tuvimos un descanso para cerrar el año en Costa Rica, y ya no hay que descansar para representar los colores de mi corporación y de México, quiero cantar el Himno Nacional en Polonia, eso es tremendo”, estableció el marchista como su próxima meta.

Agradeció el apoyo que toda su familia le brinda, el cual se añade al que recibe del Estado a través de la SSPE y del país, pues es ya reconocido como un atleta nacional e internacional, “sin ese apoyo, no hubiera logrado lo que logré”.

“Daré y daría mi vida por la corporación, me han apoyado y aquí estamos”, reconoció el oficial Ricardo González, quien se dice orgulloso de pertenecer a la Policía Vial de la SSPE, trabajo que no cambiaría, “soy de sangre azul, y lo hago con gusto”.