Deportes

Tercer tiempo: ¡Por fin! 3 puntos

Ya era tiempo, ya tocaba una victoria

Marco Tapia / El Diario de Juárez

Luis Miguel Rodríguez Cruz

sábado, 10 abril 2021 | 06:46

Bien. Ya era tiempo, ya tocaba una victoria. Y qué mejor que en casa donde la afición de Bravos se dio cita para poder disfrutar la obtención de los 3 puntos. Dicho sea de paso, la afición de Bravos, a la que le gusta el futbol, es bastante fiel a su equipo. Es por ellos por quienes vale la pena la victoria de ayer, pues han sufrido bastante durante y mucho tiempo. Varios partidos pasaron para que Bravos pudiera disfrutar de una victoria que fue, hasta cierto punto, bien merecida. El partido reflejó lo que ambos equipos son: malos. Pero en este duelo de malos ganó el mejor… de los malos. Al final 3 puntos son 3 puntos y ante las circunstancias de la brutal multa eso es algo que no se puede despreciar (los 3 puntos que van al cociente). 

Lezcano tiene un serio problema con los penales; debe entender que hay que ir con decisión desde antes de la ejecución (Así como cobró el primero). A veces suele esperarse para ver si al arquero se mueve primero y resulta que le terminan atajando el penal. Eso no se hace. Pero bueno, algún defecto debía tener semejante jugador del cual he hablado bien en el 99% de mis escritos. No pasa nada, hasta Messi es mal cobrador de penales. El hecho de que Lezcano sea al cobrador de penales no significa que sea un mal jugador. Es un gran delantero pero que cobra mal los penales. Así de sencillo. Marco Fabián bien y mal, a cuenta gotas y haciendo como que juega. Ya va sacando el cobre para que Sosa próximamente lo envíe a la banca. De sus botines no se genera nada de futbol. La jugada del segundo gol de Bravos es linda, pero articulada por Castillo y Lezcano para la posterior definición de Contreras.  

Y San Luis es como él solo: por momentos juega muy mal y por momentos juega muy bien. No se anda con medios matices, pero en ese extremismo lleva su penitencia implícita porque su juega no termina nunca por cuajar, como ayer. Claro es que se enfrentó a un equipo de su nivel, pero Juárez supo conectar en los momentos adecuados y, digamos que, generó un poco más de peligro. Solamente hubo 15 minutos buenos de San Luis al final de primer tiempo. Lo que sí es un hecho es que la defensa de Bravos ya no es un flan tembloroso, ya no. En eso sí hay que felicitar a Sosa y a su línea defensiva que ya muestra decencia al defender y posicionarse para contrarrestar al rival. 

Esperemos que el triunfo de ayer se un punto de inflexión para unos Bravos que, tras haber ganado, deberán tratar de iniciar una cadena de buenos resultados. El miércoles toca recibir a Tigres e el partido pendiente de la fecha 5. Ese sería un grandísimo regalo para toda la institución: tumbar a los millonarios Tigres del Tuca.