Deportes

Tom Brady: sin fortuna en el juego, ni en el amor

Tras 13 años de matrimonio, Tom Brady y Gisele Bündchen se divorciaron en medio de una racha negativa para el mariscal de los Bucaneros

Agencia Reforma

Agencia Reforma

sábado, 29 octubre 2022 | 06:54

Tampa, EU.- Tom Brady ya no es afortunado ni en el amor ni el juego. 

Después de 13 años de matrimonio con la modelo brasileña Gisele Bündchen, la pareja anunció su divorcio un día después de que el actual equipo de Brady, los Bucaneros de Tampa Bay, perdiera su tercer juego consecutivo.

Ese resultado lleva al mariscal de campo a un inicio de tres ganados por cinco perdidos, el peor récord después de ocho juegos en toda su carrera. Para colmo, Brady acumula una racha de tres derrotas por primera vez en 20 años y rompió el récord como el QB más capturado detrás de la línea de golpeo en la historia de la NFL.

El divorcio ocurre después de que Brady decidiera echarse para atrás de su retiro deportivo anunciado a principios de año, lo que provocó el enojo de Bündchen, quien le puso un ultimátum para que dejara el deporte profesional y dedicara más tiempo a su familia o terminaría con la relación.

'Sellan divorcio amistoso'

"Llegamos a la decisión de terminar nuestro matrimonio después de mucha consideración", aseguró el mariscal de campo.

"Hacerlo es, por supuesto, doloroso y difícil, como lo es para mucha gente que pasa por lo mismo cada día en todo el mundo. Sin embargo, sólo deseamos lo mejor el uno al otro mientras perseguimos los nuevos capítulos aún no escritos en nuestras vidas".

Bündchen dijo, también en Instagram, que ambos continuarán criando a sus hijos "para brindarles el amor, el cuidado y la atención que tanto merecen".

"La decisión de terminar un matrimonio nunca es fácil, pero nos hemos distanciado y, aunque, por supuesto, es difícil pasar por algo así, me siento bendecida por el tiempo que pasamos juntos y sólo deseo lo mejor para Tom siempre".

Desde que se conocieron, formaron una pareja de alto perfil, constantemente bajo reflectores. Brady ya había ganado tres Súper Tazones con los Patriotas de Nueva Inglaterra y Bündchen era una de las personas más famosas del mundo, asidua portada de revistas y estrella de la industria del fashion. En 2016, según informes, era la modelo mejor pagada y más rica del mundo.

Mientras estuvieron juntos, Brady ganó cuatro campeonatos más, incluido uno con los Bucaneros, con Bündchen a menudo apoyándolo en los juegos y celebraciones de trofeos.

Se casaron en 2009, luego de conocerse mediante un amigo y de tener su primera cita en 2006.

"En el momento en que lo vi, sonrió y pensé: '¡Esa es la sonrisa más hermosa y carismática que he visto en mi vida!'", dijo Bündchen a Vanity Fair en 2009.

"Nos sentamos y hablamos tres horas. Tenía que irme a casa por Navidad, pero ya no quería. ¿Conoces esa sensación de que no puedes tener suficiente? Desde el día que nos conocimos, nunca hemos pasado un día sin hablarnos".

Tuvieron dos ceremonias, una en una iglesia católica en Santa Mónica, California, y otra con amigos en Costa Rica.

"A veces le digo a la gente que nos amamos tanto que nos casamos dos veces", escribió Bündchen en "Lecciones: Mi Camino Hacia Una Vida Significativa".