Deportes

Video: Sufren viajeros mundialistas caos en aeropuerto de Madrid

La Copa del Mundo aún no empieza y la organización es un caos

Jorge Jiménez / Agencia Reforma

Edgar Contreras/Agencia Reforma

sábado, 19 noviembre 2022 | 13:29

Madrid— "¿Qué servicio de snack? ¡Mándanos a dormir! ¡¿Los ingenieros..?! Díganle a los ingenieros que queremos dormir. Hace 30 horas que estamos viajando. ¡Hay gente en silla de ruedas!", lanzó, fúrico, Rubén Montaño, la voz de alrededor de 300 pasajeros afectados por un desperfecto en el avión de Madrid a Doha, sede del Mundial.

El sándwich o la baguette ofrecido no compensaban el retraso de dos horas y media, que ni siquiera ofrecía garantías de salir a la 1:00 de la madrugada, como prometía el personal. La Copa del Mundo aún no empieza y la organización es un caos, con filas de 100 minutos para documentar y eso que son exclusivas para los poseedores de la Hayya Card, la visa de acceso al país.

La mejor aerolínea del mundo en 2022, distinción de la que goza Qatar Airways, veía cómo varios de sus clientes del vuelo QR152 dormían en el piso de la Terminal 4S del aeropuerto madrileño Adolfo Suárez y cómo sufrían las personas en sillas de ruedas y la gente de la tercera edad y bebés y periodistas y hasta leyendas como el brasileño tres veces mundialista Julio César.

"No nos tengan acá como bueyes, 'media hora más y media hora más", insistió Montaño, ataviado con su playera de Argentina, respaldado por decenas de mexicanos.

No había tiempo de pensar ni en Messi ni en Raúl Jiménez ni en polemizar sobre si el Tricolor es un representativo fácil. Tan cerca de Qatar y mucho más lejos que el día previo al partir de Argentina o México.

Ya el rumor iba a velocidades superiores que el trabajo de los ingenieros.

"Que el avión que va a venir es uno de Doha, pero en lo que llega para abordar... Bueno, yo prefiero eso, el avión está dañado", dijo César Ramírez en una de las tantas pláticas informales que se escuchaban en el aeropuerto madrileño.

Mientras, los menos molestos se enfilaban hacia el snack porque pasada la medianoche ya no quedaban muchos lugares para que se cumpliera eso de que "las penas con pan son buenas".