Economia

Acciones vs Covid provocarían caída del 50 por ciento en ventas de abarrotes

Ante la falta de apoyo del gobierno, buscarán hacer alianzas con proveedores

Tomada de internet / Fotografía ilustrativa

Manuel Quezada/El Diario

jueves, 05 noviembre 2020 | 14:14

Aunque de alguna manera un alto porcentaje de los asociados a la Canacope podrían seguir trabajando en el marco del nuevo plan de contingencia del Covid-19, en el caso de los abarrotes, se estima que les impactará con una caída del 50 por ciento en ventas, porque las compras se harán preferentemente en centros comerciales.

Lo anterior lo planteó ayer el director de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño, José Guerrero Alderete Pacheco, quien observó que, ante la falta de apoyo del gobierno, buscarán hacer alianzas con proveedores para bajar precios en leche, tortilla de maíz y harina, así como otros productos para traducirlo en rebajas al consumidor final.

Planteó que los comerciantes en pequeño están dispuestos a seguir trabajando, a pesar del riesgo que tienen a su salud, y con ello, además de seguir trabajando, ayudar a la población a tener los productos que requieren de primera necesidad.

Alderete Pacheco indicó que hay la consigna de los comerciantes en pequeño de ayudarse unos a otros “más aquí donde el gobierno no nos apoya”.

Indicó que los comerciantes hablan de mostrar una serie de cartelones al frente de sus negocios donde se promoverán productos a bajo precio con el apoyo de los proveedores.

Ejemplificó que en el caso de las tortillas de maíz que ahora tienen un precio promedio de 18 pesos en kilogramo, podrían acordar ofrecerlo a 16, en apoyo a la población que no podrá seguir trabajando regularmente.

El director de la Canacope apuntó que entre los comerciantes se dice que toda la sociedad, incluida la autoridad, tiene la culpa de que los contagios se hayan ido al alza al igual que ocupación hospitalaria.

La sociedad entera cayó en una confianza excesiva, no se cuidaron los protocolos sencillos del uso de cobre bocas, la sana distancia y se generalizaron las reuniones familiares y de amigos, entre otras cosas, agregó.

Pero ahora los comerciantes en pequeño plantean que, si cierran sus negocios, no tendrían con qué comer y, además, tienen la convicción de que son los indicados para aguantar como los mismos doctores y enfermeras, para atender a la gente y ayudarles a cubrir sus necesidades.

Finalmente dijo que en ese sentido hay quien pudo descuidarse al ir por la mercancía, para que además de ganar y seguir buscando como vivir, ayudar a la gente a que disponga lo necesario durante la pandemia.