Economia

Advierte Moody's riesgo para nota del país

Moody's dijo que ve presión significativa sobre calificación crediticia de México por aumento al gasto público y apoyo de Gobierno a Pemex

Reforma
martes, 26 febrero 2019 | 11:34
Reforma

Ciudad de México.- La calificación de la deuda soberana de México podría ser modificada este año, señaló la agencia calificadora Moody's.

El plan de rescate para Pemex, el cual resultó decepcionante para los inversionistas y analistas del sector, ha generado diversas dudas sobre la capacidad que tendrá el Gobierno para apoyar a la petrolera, por lo que Moody's no descarta la posibilidad de cambiar la calificación de la deuda del País.

Actualmente la calificación de los bonos soberanos se mantiene en un nivel A3 estable, pero el gasto de entre 1 a 2 por ciento del PIB que deberán destinar para apoyar a la petrolera podría causar presiones, explicó Jaime Reusche, analista de deuda soberana de México para Moody's.

Si las condiciones del mercado no mejoran, Pemex requerirá mayor apoyo del Gobierno lo que llevará la deuda del gobierno del nivel actual de 35 por ciento del PIB a 40 por ciento, lo que presionará a la baja la calificación crediticia del País, dijo.

La autoridad se enfrenta a un trilema: apoyar a Pemex, mantener el balance fiscal o mantener las políticas sociales, comentó.

"Si el apoyo sigue siendo insuficiente, la confianza sobre Pemex seguirá reducida, afectando a las calificaciones tanto de Pemex como de México", señaló Reusche.

El bono soberano de México se encuentra 4 escalones por encima del grado especulativo por lo que no se prevé que se pierda el grado de inversión.

"Incluso con shock, incluso apoyando a Pemex, el soberano mexicano se mantiene con su grado de inversión en los siguientes 6 años, pero no se sabe en qué grado", afirmó.

En teoría, Pemex puede saldar sus necesidades de financiamiento usando líneas de crédito por hasta 8 mil millones de dólares, pero por la desconfianza del mercado la prima de riesgo sería muy grande.

Jaime Reusche estimó que Pemex tendrá que esperar a que mejoren sus perspectivas en el mercado para poder regresar a utilizar el crédito privado.

De acuerdo con el analista, lo que ha mantenido la calificación de Pemex dentro del grado de inversión ha sido el apoyo del soberano. Si Pemex no tuviera apoyo soberano, sería de B3, que estaría al borde de la insolvencia.

El mejor escenario para México y Pemex sería un apoyo de 13 mil millones de dólares anualmente y una reducción de la carga fiscal mayor, afirmó.

"Cuando los mercados vean que Pemex podrá solventar sus deudas, el mercado estará dispuesto a solventar a Pemex con costos de crédito menores".

Otras acciones que mejorarían las perspectivas de Pemex sería la cancelación de la refinería de Dos Bocas, así como mayor inversión en exploración y extracción de petróleo, comentó.

Además del apoyo obligado a Pemex, otra presión a la calificación de riesgo del País es la posibilidad de la aprobación del Tratado de Libre Comercio de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), informó.

"Si no se aprueba el acuerdo comercial podría tener registrada implicaciones negativas sobre la economía mexicana por la disminución de comercio exterior".

Ante las circunstancias actuales, la estimación de crecimiento de México se redujo a 1.7 desde 2.2 que se tenía antes. La economía había crecido al 2 por ciento pero la inversión no ha sido la esperada, explicó.

No obstante, prevé una ligera aceleración a 2 por ciento para 2020 debido al aumento de la inversión pública en políticas sociales que aumentará el consumo privado.