Economia

Ahorra 60% CFE con energía de IP

El costo de la electricidad que adquiere CFE de productores independientes es 60% más barata que la de sus plantas, reveló la ASF

Reforma

Diana Gante/Reforma

miércoles, 04 noviembre 2020 | 10:02

Ciudad de México.- La electricidad que adquiere la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de los Productores Independientes de Energía le cuesta hasta 60 por ciento menos que la de sus propias plantas, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación.

Una de las seis empresas subsidiarias de la CFE encargadas de la producción eléctrica, Generación V, agrupa a las 32 plantas privadas con las que mantienen contratos de largo plazo firmados antes de la reforma energética de 2013.

Estas plantas privadas son conocidas como Productores Independientes de Energía (PIE) y son centrales construidas por empresas particulares pero que toda su energía se vende a la Comisión.

De acuerdo con el reporte de la Cuenta Pública 2019 realizado por la Auditoría Superior, la antigüedad promedio de las centrales de Generación V es de 12.1 años y el costo promedio ponderado de generación es de 0.82 pesos por kilowatt-hora, el más bajo de toda las subsidiarias de CFE.

En contraste, las otras cinco empresas subsidiarias de generación, que agrupa todas las centrales propiedad de la Comisión, registraron los costos más altos, siendo Generación ll, que cuenta con 29 centrales en operación, la que obtuvo el promedio ponderado más alto, con 2.05 pesos por kilowatt-hora.

No significa que el costo por kilowatt-hora de Generación V es 60 por ciento más bajo que el de Generación II. 

"Cabe señalar que las centrales de 5 EPS (Empresas Productivas Subsidiarias) de CFE tienen, en promedio, más de 30 años de antigüedad, lo que podría incidir en que los costos de generación no sean competitivos respecto de CFE Generación V, cuyo promedio de antigüedad de sus centrales es de 12.1 años y que en conjunto generaron 39.8 por ciento del total de energía generada por las 6 EPS.

"Asimismo, es importante mencionar que el mantener operando unidades que han excedido su vida útil, y que por tanto son muy antiguas, repercute en los costos de generación de energía, ya que presentan una menor eficiencia térmica y necesitan una mayor asignación de recursos para mantenimientos, lo que repercute en mayores costos variables de operación, de arranque, así como de producción", refiere el documento de la Auditoría.

Las centrales que tienen mayor antigüedad son las que conforman Generación VI, que en promedio tienen 41.8 años, seguida de Generación lV, con 39.8 años en promedio.

Además, la Auditoría reportó que tres subsidiarias (Generación ll, lll y Vl) incrementaron sus costos de generación con respecto a lo reportado en 2018, mientras que Generación l y lV se mantuvieron.

Sólo Generación V logró reducir sus costos, señala el documento de la Auditoría Superior de la Federación.