Economia

Aprueba Senado devolver monopolio a Pemex

Entre críticas de Oposición, Senado avaló reforma a Ley de Hidrocarburos con la que Pemex retomará monopolio en venta de combustibles.

Reforma

Mayolo López/Reforma

jueves, 29 abril 2021 | 15:18

Ciudad de México.- Morena y sus aliados en el Senado empujaron una nueva reforma a la Ley de Hidrocarburos para que Petróleos Mexicanos controle el mercado de combustibles.

Tras señalar el carácter constitucional, la Oposición votó en contra y advirtió que los precios de la gasolina y diesel subirán en detrimento de todos los consumidores.

Con la reforma al artículo décimo tercero de la Ley de Hidrocarburos, derivada de la minuta que había aprobado la Cámara de Diputados, Pemex retomará el control monopólico en la venta de combustibles, de suerte que las estaciones privadas de venta al público competirán en otras condiciones ante la empresa productiva.

"Hoy el oficialismo avanza con firmeza en la ruta del retroceso legislativo sin sentido, hacia la época del monopolio estatal en el sector energético de nuestro País", resumió la senadora priista Claudia Ruiz Massieu.

Desde la perspectiva de la ex lideresa tricolor, las familias "podrán recordar esta fecha como el día en que una mayoría irreflexiva en el Senado de la República, decidió que era una buena idea terminar de una vez por todas con la libre competencia en la venta de los hidrocarburos, los petrolíferos y los petroquímicos producidos por Pemex".

"El día en que una decisión legislativa totalmente innecesaria, inauguró las condiciones para el aumento generalizado de los precios de la gasolina y el diesel, para el aumento generalizado del costo de vida en todo el País", sostuvo.

Por el PAN, Xóchitl Gálvez advirtió que la incorporación del artículo transitorio décimo tercero "es el remate de la intención del titular del Ejecutivo para completar su contrarreforma energética y cerrar el mercado a la competencia".

Lo que faltaba, señaló la legisladora, se ha concretado: arrebatar a la Comisión Reguladora de Energía la posibilidad de garantizar un mercado equitativo al eliminar la regulación asimétrica de las ventas de primera mano de hidrocarburos.

"La puntilla al libre comercio y un golpe más a la participación en el mercado petrolífero", sentenció. "Es la línea que manda Palacio Nacional de recuperar el control de Pemex".