Economia

Aumento a salario mínimo no impactó a empleo: Conasami

Tuvo efectos positivos para los trabajadores en la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN), donde ganan 6.7 por ciento más

Excélsior
miércoles, 11 septiembre 2019 | 20:39

Ciudad de México.- De acuerdo con la Dirección Técnica de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), el incremento al salario mínimo es una política adecuada para reducir la precariedad y pobreza de los trabajadores mexicanos y su alza no solo tuvo efectos positivos para los trabajadores en la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN), sino que no ha tenido ningún impacto en los empleos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),

El incremento al salario mínimo es una política adecuada para reducir la precariedad y pobreza de los trabajadores mexicanos y su alza no solo tuvo efectos positivos para los trabajadores en la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN), sino que no ha tenido ningún impacto en los empleos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), según una evaluación de la Dirección Técnica de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami).

Explicó que el alza al salario mínimo tuvo efectos positivos para los trabajadores en la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN), donde ganan 6.7 por ciento más que en el resto del país y en el caso de los jóvenes de entre 15 y 24 años de edad, el impacto en el salario promedio fue de 9.2 por ciento.

Agregó que los impactos del salario mínimo, en los primeros seis meses del incremento sustancial, muestran que no ha tenido ningún impacto en los empleos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); sin embargo, sí se ha traducido en un incremento de los salarios promedio de los trabajadores, lo que contribuye a incrementar el consumo y reducir la precariedad laboral.

Detalló que para llegar a dichos resultados se utilizaron dos metodologías que tienen el mayor consenso en evaluación de impacto específicamente para el salario mínimo: controles sintéticos y diferencias en diferencias.

Explicó que ambas metodologías hacen proyecciones respecto a qué hubiera sucedido si el salario mínimo aumentara 16.2 por ciento en ZLFN como en el resto del país. Este “contrafactual” se compara con lo que ocurrió en la realidad y la diferencia es debida únicamente a las nuevas políticas implementadas en la zona.

Asimismo, consideró que el incremento al salario mínimo es una política adecuada de este gobierno para reducir la precariedad y pobreza de los trabajadores mexicanos, ya que durante muchos años fue utilizada de manera errónea como medida de contención de la inflación y herramienta para mantener los salarios deprimidos como estrategia para atraer inversión.