Economia

Bajan ventas por prohibición de fumar

Dueños de restaurantes aseguran que disminuyeron las visitas de comensales a raíz de la nueva disposición

Manuel Quezada / El Diario

martes, 24 enero 2023 | 19:10

Restaurantes con área de fumadores en terrazas denotaron ya un efecto adverso en asistencia de comensales debido a la nueva disposición que prohíbe servir alimentos en sitios donde las personas pueden fumar, según señalamientos de empresas asociadas a Cocentro, por lo que plantearán a la Canaco de Chihuahua, ver la posibilidad de promover amparos junto con bares, cantinas y antros.

En tanto, los industriales hoteleros, lamentaron que con esta nueva ley que entró en vigor el pasado 15 de enero, inversiones importantes realizadas para habilitar áreas y habitaciones para fumadores se quedaron en nada, ante la prohibición de fumar en sitios de hospedaje.

Durante entrevistas por separado, el presidente de la Asociación de Comerciantes de la Zona Centro, Ricardo Perea y su homologo de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Chihuahua, Jorge Barud, plantearon que si bien entienden que la disposición va encaminada a mejorar la salud de la población, tiene ya serios efectos adversos para los negocios.

Perea García indicó que algunos propietarios de restaurantes asociados, sobre todo los que tienen terraza, le han manifestado, que está incomodo porque se han acotado cada vez más los espacios para la gente que acudía a esos puntos a comer, beber algo y echarse un cigarrillo.

Indicó que en lo personal, también tiene un negocio con esas características y sí se afectó la operación de los negocios, ya que estos sitios sí generan una cantidad importante de los ingresos.

Comentó que es molesto tanto para el prestador de servicios como para la gente, el pedir y aceptar que debe retirarse del lugar, porque no puede estar fumando en la terraza o el área que antes usaba para degustar alimento y fumar.

Señaló que, se sabe que la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera en el ámbito nacional analiza ir por la promoción de amparos, y como Cocentro buscarán a la Canaco de Chihuahua para ver si hacen algo colectivo.

Informó que ya busca una reunión con el presidente de la Cámara de Comercio, Omar Armendáriz para ver si aquí se hace algo en coordinación con la Sección Especializada de Restaurantes y la Asociación de Comerciantes de la Zona Centro.

Subrayó que sí se ve un impacto negativo en el gremio de los restaurantes por la prohibición de fumar ya que las ventas han disminuido en los cafés o negocios de alimentos y bebidas que tienen terraza.

Reiteró que, es molesto tener que decirle a los comensales que fuman que debe salir del negocio, pero mucho más allá de la puerta, ya que la ley indica que debe ser 10 metros retirado de la puerta del negocio.

El presidente de Cocentro dijo que, hasta el momento, el Municipio ni el Estado tienen un reglamento para aplicar esta nueva ley, por lo cual, ahora se ve la posibilidad del amparo, no se ve como algo barato.

A su vez, Jorge Barud Zubillaga, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Chihuahua, apuntó que, hay algunos establecimientos que disponían de algunas habitaciones donde se permitía fumar a quien las ocupara, pero desde el pasado 15 de enero, eso ya esta prohibido.

Apuntó que no todos los hoteleros era de no fumar, ya que algunos tenían la posibilidad de que algunos de sus huéspedes podían fumar en su habitación.

Barud Zubillaga indicó que se sabe que esto es un tema de salud publica, pero sí se afecta a esos hoteles que permitían que la gente fumara.

Agregó que también hay hoteles con terrazas y espacios para que la gente pudiera fumar, y ahora eso esta suspendido.

El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Chihuahua, dijo que en su momento se hicieron inversiones importantes para adecuar los espacios, pero con la prohibición “serán inversiones que ahí se quedaron”.

Observó que muchos de esas inversiones se hicieron cuando estaba con mas fuerza el tema del Covid-19, por lo que fue un esfuerzo extra en la operación normal.

En torno a la posibilidad de amparos, indicó que estos tienen un costo muy alto, por lo que ya es cuestión de cada hotel en lo particular evalúe los costos de esta protección de ley contra lo que se deja de ofrecer a la gente fumadora o compensarlo con aquellos que no tienen ese hábito.

Consideró que la gente no dejará de ir a los hoteles donde acostumbra porque podía fumar, y lo que ahora tendrá que hacer es salir de la habitación hacia un espacio de unos 10 metros de las áreas con presencia de personas.

La gente que fuma tendrá que buscar sitios alejados donde no haya más gente que no tenga ese hábito, lo cual esta muy complicado para los fumadores. “Lo siento por ellos, pero así viene la ley”.

Finalmente dijo que el tema de los amparos no es algo barato, y será cuestión de que cada hotelero evalúe hasta donde le conviene buscarlo o acatar la ley, así como buscar hacer otras cosas para atraer a la gente.