Economia

Batallan familias por pagar oxígeno

Pacientes están gastando más a la hora de conseguir un tanque de oxígeno medicinal y su rellenado, así como en concentradores de oxígeno

Reforma

Arely Sánchez y Karla Omaña/Reforma

sábado, 02 enero 2021 | 12:20

Ciudad de México.- Las grandes filas de personas en búsqueda de oxígeno medicinal han ocasionado que los pacientes gasten más a la hora de conseguir un tanque y su rellenado o en concentradores de oxígeno.

Consumidores coinciden en que el primer reto es conseguir tanques disponibles y luego encontrar empresas encargadas de llenarlos y que surtan las 24 horas del día.

De acuerdo con sondeos realizados por Grupo REFORMA, el precio de un tanque chico, de 682 litros, va de los 3 mil a 3 mil 500 pesos, y su rellenado ronda entre los 100 y 150 pesos.

En tanto, el relleno del tanque grande estándar de 9 mil 500 litros oscila entre los 800 y 900 pesos. Su renta requiere de un depósito no menor a los 7 mil pesos en promedio, mismo que no es 100 por ciento reembolsable.

"Es recomendable conseguir un concentrador de oxígeno, ya que en los lugares de recarga llegan a haber filas de hasta cuatro horas, y corres el riesgo de no encontrar oxígeno suficiente", afirma Alicia, quien en las últimas dos semanas ha tenido que lidiar con el relleno de tanques para un familiar enfermo de Covid-19.

Agrega que a la renta del oxígeno hay que sumar el gasto en gasolina para ir en búsqueda de lugares donde sea posible encontrar abasto suficiente.

"Los tanques se tienen que estar rellenando cada seis horas o, en caso de que lo necesite el paciente, incluso cada tres; entonces eso hace que tengas que peregrinar por uno", comenta.

La renta de un concentrador de oxígeno oscila entre los 3 mil y 4 mil pesos por mes, mientras que adquirir uno nuevo ronda entre los 20 y hasta 40 mil pesos, según sondeos realizados por Grupo REFORMA.

Francisco, que desde hace más de un año renta un concentrador de oxígeno para su madre, refiere que en marzo del año pasado el costo de la renta mensual del mismo era de mil 800 pesos.

"A mí me han respetado el precio hasta ahora, pero he visto que ahora mismo conseguir uno es más caro", comenta.

Olivia Hernández rentó un concentrador de oxígeno por 6 mil pesos al mes, con un depósito de 6 mil pesos también, luego de que durante dos semanas batalló para rellenar tanques de oxígeno que consiguió en préstamo.

"Las filas para conseguir oxígeno son enormes y no hay sana distancia. Por eso nos urgía rentar el concentrador", cuenta.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) afirmó que está extendiendo operativos para evitar abusos en los precios, aunque no detalló haberlos encontrado.

"Vigilamos que se exhiban los precios para que no haya abuso; el precio siempre debe estar exhibido", dijo el titular de la Procuraduría, Ricardo Sheffield.

El funcionario sostuvo que en México no hay desabasto de oxígeno, por lo que no hay razón para que se dispare su precio.

Explicó que el País cuenta con dos de los principales productores de oxígeno medicinal de América Latina, como INFRA, que tiene plantas en el Estado de México, desde donde distribuye a todo el territorio nacional.