Economia

Buen escenario para comprar vivienda e inmuebles

Hay un 'mercado de compradores': director general del Grupo Ruba

Tomada de internet / Fotografía ilustrativa

Manuel Quezada/El Diario

jueves, 20 agosto 2020 | 12:32

Chihuahua.- El ajuste de las tasas de interés a la baja de la banca, la capacidad de desarrolladoras de vivienda para lanzar promociones especiales, así como los innovadores programas crediticios de Infonavit y Fovissste, hacen una combinación ideal para comprar vivienda y otros inmuebles.

Lo anterior lo señaló ayer el director general del Grupo Ruba, Jesús Sandoval Armenta, quien detalló que hay un “mercado de compradores” alentado por la posibilidad de adquirir un crédito hipotecario con tasas del 8 y 9 por ciento, y la posibilidad de que se reduzcan más, lo que hace viable adquirir ahora una vivienda y para muchos dejar de pagar renta.

Señaló que, aun así, las proyecciones del mercado inmobiliario es que al finalizar el año se tenga una caída de dos dígitos en el país, del orden del 20 al 30 por ciento.

El director general del Grupo Ruba, el cual opera en 16 ciudades de 12 entidades de México, resaltó que durante el primer trimestre tuvieron un crecimiento de los ingresos del 11 por ciento del primer trimestre del 2020 respecto a ese mismo periodo del 2019, por lo que tuvieron un buen resultado con y sin Covid19.

Observó que esto se pudo lograr por el que los bancos e instituciones públicas como el Infonavit y Fovissste fueron declarados como actividad esencial y siguieron promoviendo créditos hipotecarios apostándole a México, y no han parado durante la pandemia.

Precisó que las instituciones bancarias no solo dispusieron créditos a largo plazo, sino también tasas de interés atractivas pese a que la economía está pasando por un bache económico importante, pero que también no pierden de vista que la nación es decima tercera economía del mundo.

Jesús Sandoval dijo que el Infonavit, también juega un papel muy importante en el desarrollo habitacional de México, de hecho, es la principal entidad financiera hipotecaria y generó promociones muy especiales como es conjuntar créditos entre familiares y amigos.

También el que una persona que no tenga empleo ahora pueda utilizar la subcuenta de Vivienda y utilizarla como enganche para contratar un crédito bancario para casa-habitación.

Asimismo, que una persona que trabajó en el gobierno federal y ahora está en la iniciativa privada, pueda conjuntar sus dos cuentas de Vivienda para consolidar un crédito hipotecario, entre otros.

Sin duda, que las desarrolladoras, al menos así fue con el Grupo Ruba también ofreció diversos paquetes y promociones para facilitar la compra de vivienda.

Jesús Sandoval dijo que se prevé que la economía seguirá muy difícil y habrá una caída de mercado de dos dígitos al cierre del año y se tiene claro que las empresas desarrolladoras tendrán que ofrecer también mejores alternativas de compra, para quedarse con los pocos compradores.

Se tiene entonces un mercado de compradores en la que saldrá adelante el que haga la mejor oferta de valor, es decir, dar la mejor ubicación del inmueble, equipamiento y calidad, así como créditos accesibles.

En cuestión de financiamiento, la banca jugará entonces un papel importante y no se puede perder de vista que también ellos están en la competencia de atracción de clientes, quienes muestran ahora una confianza en México y los desarrolladores.

Destacó que hay una respuesta muy favorable de Infonavit para seguir ofertando crédito a los derechohabientes.

El directivo subrayó que entonces hay las condiciones óptimas para adquirir ahora un crédito hipotecario y lograr la compra de una vivienda, por las tasas de interés, el ofrecimiento de vivienda.

Sandoval Armenta indicó que, aunque se prevé que el segmento de vivienda residencial con valor de tres millones de pesos y más, tienda a una caída anual del 50%, se espera que haya un ajuste menor en la media y tendría un repunte en la de interés social con valor de 400 a 750 mil pesos.

Finalmente indicó que por lo que hace al Grupo Ruba se tiene argumentos para que, al cierre de año, se tenga el mismo ingreso que el año pasado, lo cual, puede ser bueno considerando la contracción económica que tiene el país a causa de la pandemia del Covid19.