Economia

Buscan acuerdo para subsistir durante mayo

Analizan esquema ‘salario solidario’ con el Gobierno federal

Manuel Quezada

sábado, 02 mayo 2020 | 07:15

Chihuahua, Chih.- Las empresas y sus trabajadores tendrán que buscar nuevos acuerdos salariales para poder subsistir en mayo, lo cual será más complicado al haber tenido todo abril sin ingresos, señaló ayer el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Chihuahua (CCE), Francisco Santini Ramos.

El líder empresarial adelantó que de hecho se espera que un buen número de micro y pequeñas empresas de la ciudad ya no puedan volver a operar.

Insistió en que difícilmente los negocios que han estado cerrados durante un mes puedan mantener el pago del 100 por ciento, u otra cantidad porcentual importante del salario de sus trabajadores durante mayo.

Santini Ramos dijo que desde el CCE apoyan y empezaron a promover entre los legisladores federales por Morena el esquema de “salario solidario”, que propuso la Coparmex Nacional en el sentido de que el Gobierno federal ponga el 50 por ciento del ingreso que perciben los trabajadores, y el 50 restante la empresa. 

Precisó que con la idea de preservar las fuentes de empleo y que los salarios de los trabajadores no sean disminuidos, se pide al Gobierno federal que en aquellos casos en los cuales el centro laboral esté cerrado y tenga trabajadores que ganen de uno a tres salarios mínimos, el Gobierno contribuya con el 50 por ciento del salario, y el otro 50% el empleador.

En el caso de los trabajadores que ganan de tres a 10 salarios mínimos se llegaría a un acuerdo para que reciban una porción de su sueldo del 80 por ciento; en este caso el Gobierno apoyaría con el 40 por ciento, y la empresa con 40%.

De los trabajadores que tengan ingresos mayores a 10 salarios mínimos, el apoyo del Gobierno federal sería de un 26 por ciento, o 17%, y el empleador pondrá 25% del salario, en este caso el trabajador recibiría sólo el 50 por ciento. 

El presidente del CCE dijo que mayo será un mes muy complicado para mantener a su plantilla laboral, especialmente para las micro y pequeñas empresas catalogadas como no esenciales, ya que, sin ingresos, prácticamente sería imposible pagar desde la renta de su negocio, servicios y al mismo personal. 

Aunque el presidente de México, Andrés Manuel López, se ha mostrado renuente a apoyar al sector empresarial para salir delante de esta contingencia, no pierden las esperanza de que pueda cambiar su estrategia y pueda apoyar la propuesta del salario solidario.