Economia

Buscan en frontera de EU regreso de mexicanos

Cierre de la frontera sur de EU a viajes no esenciales ha afectado ingresos comerciales y empleo; es posible que sigan las restricciones

Reforma

Reforma

lunes, 16 agosto 2021 | 11:20

El Paso, Tx.- Cuando la pandemia de Covid-19 provocó el cierre de la frontera entre Estados Unidos y México en la primavera de 2020, muchas tiendas minoristas y otras empresas del lado estadounidense perdieron una franja de clientes, destacó The Wall Street Journal. 

Si bien el comercio minorista, los restaurantes y otros establecimientos han vuelto a la vida en gran parte de EU a medida que más personas se vacunan y algunas restricciones de Covid se alivian, muchas empresas orientadas al consumidor en ciudades a lo largo de la frontera sur aún no han visto un repunte, por las prohibiciones de viaje para sus clientes.

El diario indicó que desde Brownsville, Texas, hasta San Ysidro, California, los cruces en los puertos fronterizos para viajes personales siguen siendo mucho más bajos que los días anteriores al Covid, según estadísticas del gobierno de Estados Unidos. Eso ha afectado los ingresos comerciales, el empleo y los ingresos fiscales del gobierno.

El reciente aumento de infecciones de la variante Delta significa que es posible que las restricciones no se levanten pronto.

Jon Barela, director ejecutivo de Borderplex Alliance, una organización de desarrollo económico con sede en El Paso, dijo que los ciudadanos mexicanos generalmente comprenden entre el 15 y el 30 por ciento de los clientes minoristas en el área de El Paso. Entonces, las restricciones de viaje, dijo, están afectando a las empresas de consumo.

En el área de San Diego, los excursionistas de Tijuana solían cruzar la frontera los fines de semana para visitar el zoológico y gastar dinero en lugares de compras cerca del puerto de entrada de San Ysidro.

"El tráfico mexicano de fin de semana ya no existe", señaló Marc Muendler, profesor de economía en la Universidad de California en San Diego.

En el cruce fronterizo de San Ysidro, el más transitado de la frontera sur, 412 mil 677 personas cruzaron a pie en junio, aproximadamente la mitad del tráfico en enero de 2020, según datos del Departamento de Transporte, mientras que otros 1.9 millones de personas llegaron en vehículos personales en junio. más del 80 por ciento del nivel de enero.

Para el puerto de entrada de El Paso, el número 2 en la frontera sur, los cruces de peatones se redujeron a 200 mil 043 en junio, un tercio de enero de 2020, y los que venían en vehículos privados se redujeron a la mitad a 836 mil 744, según las estadísticas.

Barela, el ejecutivo de desarrollo económico, dijo que la manufactura y otras industrias se están recuperando sólidamente en el área de El Paso.

Pero el cierre a los viajes no esenciales, que incluye turismo, visitas turísticas y juegos de azar, permanece vigente hasta el 21 de agosto, su última extensión mensual por parte del Departamento de Seguridad Nacional, y podría extenderse.

Funcionarios estadounidenses y mexicanos han dicho que una reapertura más amplia en la frontera sur depende de mayores tasas de vacunación.

En el condado de Cameron, que se encuentra entre McAllen y el Golfo de México, el juez del condado Eddie Treviño Jr. dijo que la caída de los dólares de los turistas ha significado menores ingresos por impuestos a las ventas para los gobiernos locales. La solución a eso, dijo, es reabrir la frontera.

 "Al igual que la vacuna es una inyección necesaria en el brazo para proteger la vida de las personas, el levantamiento de la prohibición de los viajes no esenciales a través de la frontera sería esa inyección en el brazo de las economías de todas las comunidades fronterizas", indicó Treviño.