PUBLICIDAD

Economia

Calientan despegue hacia el negocio lunar

En el futuro, las empresas privadas podrían transportar personas y carga hacia y desde la Luna

Agencia Reforma

sábado, 18 febrero 2023 | 14:28

Nueva York— Durante años, la NASA ha estado plantando las semillas de lo que espera algún día se convierta en una economía lunar.

En el futuro, las empresas privadas podrían transportar personas y carga hacia y desde la Luna, creando una base para realizar actividades científicas y, eventualmente, extraer recursos e incluso hielo lunar para propulsores de cohetes.

Es una gran visión que podría comenzar a tomar forma este año y eventualmente conducir a un mercado en el que las empresas podrían obtener ganancias, como lo hacen ahora con los satélites en órbita.

Pero mucho tendrá que salir bien para que ese futuro llegue en una década, comenzando con que los viajes hacia y desde la Luna sean tan rutinarios como los lanzamientos de satélites. Hasta ahora, la economía lunar consiste principalmente en los contratos de la NASA.

Así que las empresas privadas tendrán que encontrar formas de hacer negocios en la Luna que no dependan del Gobierno.

"La primera barrera es: ¿pueden llegar allí?", plantea Chad Anderson, socio gerente de la firma de inversión de riesgo Space Capital. "Luego: ¿puede ser de manera rutinaria y confiable?"

La NASA ya está recurriendo al sector privado en busca de ayuda, con el objetivo de fomentar un mercado comercial.

El primer paso de la agencia ha sido otorgar contratos de desarrollo a compañías espaciales para diseñar y lanzar naves espaciales que puedan transportar cargas útiles y eventualmente personas.

Este año, tres empresas privadas compiten por ser las primeras en alunizar suavemente un vehículo: las estadounidenses Intuitive Machines y Astrobotic, y la japonesa Ispace.

Pero de lograrlo, los retos apenas iniciarían ya que el mantenimiento del equipo en el entorno lunar plantea importantes desafíos, dada su distancia promedio de la Tierra, de casi 382 mil 500 kilómetros, y temperaturas que pueden oscilar entre los 121 y -208 grados centígrados.

Intuitive Machines dice que obtendrá ganancias en sus primeros vuelos, en parte vendiendo espacio en su módulo de aterrizaje a clientes que no sean la NASA, como Columbia Sportswear y Lone Star Data Holdings, Inc.

Astrobotic, por su parte, cuenta entre sus clientes a la Universidad Carnegie Mellon y al Centro Aeroespacial Alemán, que quieren probar varias cargas.

El hielo lunar puede no ser el único premio, ya que existe el potencial de extraer oxígeno del suelo, así como metales que pueden usarse para fabricar infraestructura para una base lunar y otros fines.

Mike Gold, ejecutivo de la startup Redwire Space y ex administrador asociado de política espacial en la NASA, plantea que podrían surgir nuevos mercados, aún inimaginables, en los siguientes años.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD