Economia

Carece México de estrategia para el nearshoring

A México le hace falta atender varios temas que le preocupan a los inversionistas, como la corrupción, a fin de explotar el nearshoring

Agencia Reforma

Azucena Vázquez/Agencia Reforma

jueves, 27 octubre 2022 | 08:57

Ciudad de México.- México vive una ocasión histórica para impulsar su producción y exportaciones, pero su capacidad para aprovecharla está en duda, coinciden instituciones financieras.

De acuerdo con un reciente reporte de JP Morgan, el País podría elevar el valor de sus exportaciones de bienes manufactureros a Estados Unidos en los próximos cinco años en 130 mil millones de dólares, pero si atiende temas esenciales para inversionistas se elevaría hasta 170 mil millones de dólares.

Esto ocurriría si aprovecha el nearshoring o reubicación de una parte de la planta productiva de las empresas en países que están cerca de los principales mercados de consumo como EU, y a la par atiende la falta de infraestructura, inseguridad, políticas públicas y confianza de los inversionistas.

Sin embargo, también plantea que el valor de las exportaciones hacia Estados Unidos podría ser menor, de 80 mil millones de dólares.

En un reporte sobre cadenas de suministro y el potencial mexicano, Morgan Stanley asegura que el sector manufacturero de EU tiene que desprenderse de China, y eso puede aprovecharlo México.

Pero la falta de infraestructura, sobre todo en el sector energético, es un obstáculo para lograrlo.

"México no está preparado para esta próxima ola, ya que no ha invertido lo suficiente en el sector eléctrico, y las empresas estadounidenses que no tienen presencia en México se resisten", menciona. 

Afirma que la actual disputa entre México, Estados Unidos y Canadá, bajo el T-MEC-, es testimonio de algunas preocupaciones expresadas -según una encuesta que hizo- por los inversionistas internacionales en el País.

¿Qué preocupa a los inversionistas?

- Corrupción,

- Educación

- Inseguridad

- Falta de infraestructura 

"Por lo tanto, creemos que la dirección política (especialmente a medida que México se acerca a las elecciones presidenciales de 2024), la seguridad de las inversiones, la fortaleza del Estado de Derecho y un camino hacia la confiabilidad de la infraestructura son necesarios para que México pueda aprovechar su potencial en términos de inversiones de nearshoring", comenta. 

Para BofA, la ubicación geográfica de México, el T-MEC, su estabilidad macroeconómica y política, así como los salarios relativamente bajos, entre otros factores, atraerán la reubicación de recursos provenientes de Asia, ya que el País es un candidato natural para ello tras la fragmentación de las cadenas de suministro globales y los choques comerciales entre China y EU. 

Sin embargo, considera que las políticas energéticas nacionalistas, la incertidumbre política y la inseguridad son factores disuasivos.