Economia

Cerraría Cineworld salas en EU y el Reino Unido

Cineworld cerraría sus cines en Reino Unido y EU a medida que el coronavirus continúa ejerciendo presión sobre la industria cinematográfica

Reforma

Reforma

domingo, 04 octubre 2020 | 19:33

Londres.- Cineworld Group Plc está listo para cerrar sus cines en el Reino Unido y Estados Unidos a medida que el coronavirus continúa ejerciendo presión sobre la industria cinematográfica, según una persona familiarizada con el asunto. 

La medida se produce después de que Metro-Goldwyn-Mayer cancelara el viernes el debut en noviembre de la nueva película de James Bond, desconectando una de las pocas grandes películas que quedan en el calendario de estrenos de 2020.

En Estados Unidos, es probable que Regal Entertainment Group de Cineworld cierre todas sus operaciones mientras persistan las circunstancias actuales, dijo la persona. Los detalles de los planes de Regal fueron publicados por primera vez por el Wall Street Journal.

El grupo que cotiza en Londres podría suspender las operaciones en sus sedes en el Reino Unido tan pronto como esta semana y está escribiendo al Primer Ministro, Boris Johnson, este fin de semana para advertir que los retrasos en los estrenos de gran éxito han hecho que la industria sea inviable, dijo la persona, confirmando los detalles informados anteriormente por el Sunday Times.

El virus ha golpeado la confianza del consumidor con la economía del Reino Unido como la más afectada en Europa, contrayéndose más del 20 por ciento en el primer semestre. Con el aumento de las infecciones tras la reapertura de pubs, restaurantes y cines durante el verano, la amenaza de renovadas restricciones ha frustrado las esperanzas de una rápida recuperación.

El plan de Cineworld de cerrar sus ubicaciones en Estados Unidos no es definitivo y no es probable que se tome una decisión final hasta el lunes o martes, dijo la persona. Los cierres del Reino Unido podrían anunciarse el lunes en una medida que podría poner en riesgo hasta 5 mil 500 puestos de trabajo.

Con "No Time to Die" de MGM retrasada por segunda vez y ahora programada para su estreno en abril, los operadores de las salas de cine se enfrentan a una cruda realidad. Antes de la decisión de MGM, muchas otras películas importantes habían sido rechazadas, dejando a los cines en un lugar incómodo: se les permitió operar, pero sin películas para mostrar.

 El miedo a atrapar al Covid-19, las reglas de distanciamiento social y un cierre continuo en Nueva York y Los Ángeles mantienen alejados a los fanáticos. La industria recibió otro golpe cuando Disney hizo el anuncio sorpresa de que debutaría con "Mulan" en su propio servicio de transmisión, mientras que Warner Bros decidió retrasar el lanzamiento planeado para octubre de "Wonder Woman 1984" hasta el día de Navidad.

 

 Dichos lanzamientos podrían volver a deslizarse si los consumidores continúan alejados de los cines o si las reaperturas se retrasan. E incluso con las pantallas abiertas, los expositores seguirán perdiendo dinero si quedan sin vender demasiados asientos.