Economia

Considera que hay intereses para degradar aviación mexicana

Presidente AMLO consideró que hay intereses de aerolíneas estadounidenses en la posible baja a calificación aérea de México por parte de EU

Reforma

Claudia Guerrero/Reforma

lunes, 24 mayo 2021 | 10:21

Ciudad de México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que hay intereses por parte de las aerolíneas estadounidenses en la posible baja a calificación aérea de México.

"Sí, se está viendo. Se están cumpliendo todas las normas. Anteriormente se dejó de atender este asunto, nosotros hemos estado cumpliendo con todos los requerimientos, sentimos que no debe de llevarse a cabo esa decisión porque estamos al día, se puede probar que no hay ningún pendiente".

"Sin embargo, hay intereses porque quienes se benefician cuando hay una medida de estas pues son las líneas aéreas estaounidenses, ellos son los que se benefician", aseguró en conferencia matutina.

El Mandatario federal aseguró que en caso de que Estados Unidos rebaje la calificación de seguridad aérea del País, las líneas nacionales no se verán afectadas porque están enfocadas al transporte interno.

"Estamos viendo este asunto, no habría, en el caso de que se tomara esta decisión, no se afectaría a las líneas nacionales porque están más dedicadas al transporte interno y afortunadamente hay una recuperación".

"En el número de vuelos, hay un incremento en los vuelos, hay más movimiento en los aeropuertos nacionales, pero no es un tema delicado", afirmó.

Estados Unidos se está preparando para rebajar la calificación de seguridad aérea de México, lo que impedirá a las aerolíneas mexicanas añadir nuevos vuelos a ese país, dijeron cuatro fuentes con conocimiento del tema.

La medida también limita la capacidad de las aerolíneas para llevar a cabo acuerdos comerciales.

Se espera que la decisión de la Administración Federal de Aviación (FAA), que degradaría a México de categoría 1 a categoría 2, se anuncie en los próximos días.

El servicio actual de las líneas aéreas mexicanas en Estados Unidos no se verá afectado, pero tampoco podrán lanzar nuevos vuelos y las prácticas de mercadeo entre aerolíneas, como la venta de asientos en vuelos en código compartido, están restringidas.