Economia

Crece 24.4% deuda de Pemex con proveedores

La deuda de Pemex con sus proveedores y contratistas suma 63 mil 714 mdp a noviembre, 24.4 por ciento superior a la registrada hace un año

Agencia Reforma

Diana Gante/Agencia Reforma

domingo, 01 enero 2023 | 13:36

Ciudad de México.- La deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex) con sus proveedores y contratistas suma, al cierre de noviembre, 63 mil 714 millones de pesos.

  Dicha cifra es 24.4 por ciento superior a la registrada en el mismo mes de 2021, cuando ascendió a 51 mil 196 millones de pesos.

  De acuerdo con el reporte mensual de pagos y adeudos de la petrolera que dirige Octavio Romero Oropeza, al 30 de noviembre los trabajos y materiales recibidos pendientes de facturar son por 3 mil 452 millones de pesos.

  En tanto, las obligaciones de pago pendientes ya facturadas alcanzaron los 60 mil 262 millones de pesos.

 Arturo Carranza, experto en temas de energía, explicó que la deuda de la petrolera estatal con sus proveedores es un "círculo vicioso" que afecta a los prestadores de servicios y a su vez a Pemex, al tener inestabilidad en los trabajos que requiere para su operación.

 "De todas las empresas que le ofrecen servicios a Petróleos Mexicanos, la mayoría tienen que analizar muy bien licitar para Pemex porque precisamente uno de los problemas tiene que ver con el pago de la empresa por los servicios que estos mismos están ofreciendo. Entonces las empresas tienen un riesgo muy claro para licitar con Pemex porque tiene problemas para pagarle a sus proveedore", apuntó.

 "Es algo sabido y es una especie de círculo vicioso porque Pemex tiene la necesidad de moverse de desarrollar los proyectos y muchas veces los proyectos no salen en tiempo y forma porque justamente las licitaciones tienen este tipo de obstáculos de que las empresas no participan por este temor, y cuando las empresas participan pues el calendario de pago está muy apretado y representa problemas muy graves para los proveedores".

 Asimismo, Carranza dijo que la deuda con proveedores es uno de los puntos centrales para Pemex porque tiene repercusión tanto en la calidad de las operaciones de la empresa, pero también en su posición financiera.