Economia

Daña con 1.4 mdp cada fraude a empresas: KPMG

Los delitos financieros son una constante amenaza para las empresas

Foto ilustrativa

Manuel Quezada/El Diario

sábado, 27 junio 2020 | 11:40

Chihuahua, Chih.- El fraude persiste como uno de los delitos más frecuentes y que más profundamente daña a las empresas y a los individuos, de tal forma que éstos alcanzan un promedio del millón 400 mil pesos por cada evento, arrojó el estudio “El Impacto de los delitos financieros. Prevención, detección y respuesta” realizado por KPMG en México.

De más de 200 altos directivos consultados de todos los giros, un 46 % estimó que la afectación económica o pérdida por fraude asciende hasta 500 mil pesos, un 36% dijo que entre 500 mil 001 pesos y cinco millones de pesos y el 10% estima pérdidas por más de cinco mdp.

Subrayó que los delitos financieros, incluyendo el lavado de dinero, financiamiento al terrorismo, fraude, corrupción y cibercrimen, son una constante amenaza para las empresas y el 67% de las empresas consideran que los controles para mitigar esos riesgos son inadecuados o necesitan reajustarse.

En cuanto a la modalidad del fraude interno, la malversación de efectivo es la principal, con 58%, seguida por la malversación de activos como inventarios, con 42%, y el conflicto de interés, con 39%.

Los sectores de transporte, salud, manufactura, hotelería y telecomunicaciones lideran el porcentaje de casos de malversación de efectivo, mientras que las industrias química y farmacéutica, electrónica, alimentos y automotriz están a la cabeza en casos de fraude por malversación de otros activos

En lo relativo a fraude externo, las mayores modalidades de fraude detectadas son las relacionadas con sobornos (43%) y documentación falsa (43%)

Únicamente 41% de las empresas participantes cuentan con un programa integral de prevención, detección y respuesta ante los potenciales casos de fraude.

Con el avance de la tecnología, los ataques cibernéticos se han convertido en un riesgo creciente para las organizaciones, ante el cual no siempre están preparadas.

A raíz de la emergencia sanitaria mundial, grupos de delincuentes han aprovechado el miedo y la incertidumbre generada para defraudar empresas e individuos en todas las industrias.

Las amenazas más comunes incluyen sitios de internet relacionados con COVID-19 que contienen malware; Correos de phishing disfrazados con actualizaciones de la pandemia, mediante los cuales los criminales roban las credenciales de los empleados y obtienen acceso a los sistemas de la organización

Asimismo, ataques de ramsonware, por medio de los cuales los delincuentes comprometen la seguridad de los servidores críticos y las terminales conectadas para luego exigir un rescate, frecuentemente en criptomonedas y otras estafas mediante aplicaciones móviles

Un 23% de los encuestados afirmaron que su empresa fue víctima de algún incidente de ciberseguridad en los últimos 12 meses; de ellos, el más popular es el malware (51%), seguido de la suplantación de identidad de proveedores y personas en los correos electrónicos corporativos (41%), y en tercer lugar el phishing (32%)

A raíz de los ciberataques, la mitad de las empresas encuestadas sufrieron daños económicos, mientras que 22% sufrió daños legales, y 17% reputacionales.

Para 47%, los costos de los ciberataques ascienden a menos de medio millón de pesos, mientras que 23% reporta que el costo fue de más de 2 mdp por incidente. En promedio, cada incidente de ciberseguridad representa un daño económico de 1.2 mdp.

El 52% de los encuestados manifiestan desconocer la fuente del ataque, lo que implica grandes retos en materia de las investigaciones de este delito, mientras que 36% de los ataques fueron realizados por grupos hacktivistas; 30%, por el crimen organizado, y 21%, por empleados o exempleados de la compañía.