Economia
Cruce de México con EU

Deja 45 mmdp el cierre de la frontera

La prohibición de paso al vecino país de manera terrestre derivada de la pandemia obligó a los habitantes de esta zona a adquirir productos frenó la compra de productos en Estados Unidos e impulsó el comercio nacional: Concanaco

Frida Andrade / Agencia Reforma

miércoles, 14 julio 2021 | 05:00

Ciudad de México– México se ha beneficiado por el cierre de la frontera terrestre del sur de Estados Unidos.

El gasto de quienes viven en la frontera y cruzan a EU para hacer compras asciende a 45 mil millones de pesos, según la Concanaco.

Ese gasto se ha quedado ahora en comercios ubicados desde Tijuana a Matamoros, informó Julio Almanza, vicepresidente de Región y Franja Fronteriza del organismo empresarial.

Antes de los cierres, las personas compraban productos para comer, cenar, cargar gasolina, entre otras demandas y hacían esos gastos en dicho país, explicó Almanza.

Al tener prohibida la entrada a EU, por no ser actividades esenciales y tener visa turística, ese consumo se ha quedado en México, dijo Jorge Carrillo, investigador del Departamento de Estudios Sociales en el Colegio de la Frontera Norte (Colef).

Por el desabasto de algunos productos en EU cuando inició la pandemia, como papel higiénico o gel antibacterial, los estadounidenses cruzaron a México para comprarlos hasta 75 por ciento más baratos, comentó Almanza.

Ahora, aunque ya no hay escasez los estadounidenses se acostumbraron a hacer compras en México y detectó nuevas opciones de algunos servicios médicos, lavandería, tintorería, relojería, estética, entre otros, agregó.

"Cuando en EU se acabó el papel sanitario, gel y alcohol la gente empezó a comprar de forma desproporcionada del lado mexicano, al igual que otros que antes no lo hacía, por lo que las ventas han aumentado 40 por ciento permanentemente (desde antes de marzo 2020)", detalló.

Carrillo destacó que cuando se abrieron las actividades y se fue dando la vacunación, se registró más flujo de personas de EU a México.

Descartó que los cierres de la frontera tengan relación con el control de la migración, ya que ese fenómeno de movilidad es un problema mucho más grande que engloba otras vertientes como pobreza, seguridad y política.

En la frontera hay demasiado dinamismo económico que se podría estar perdiendo, pero se tuvieron que optar por los cierres porque el control de la pandemia no ha sido al mismo ritmo en ambos países, concluyó.