Economia

Demandan atender reclamos de EU en materia energética

Legisladores de oposición pidieron al gobierno federal replantear sus propuestas

Martha Martínez/Reforma

jueves, 01 abril 2021 | 16:11

Ciudad de México— Legisladores de oposición demandaron al gobierno federal atender el reclamo del Gobierno de Estados Unidos en materia energética a fin de proteger las inversiones y el empleo en el país.

Diputados del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano advirtieron lo expresado por el principal socio comercial de México era previsible y diversos políticos, académicos y activistas lo advirtieron en el marco de la discusión de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica.

Ante ello, pidieron al gobierno federal replantear sus propuestas de reforma en el sector energético, incluida la recientemente enviada para modificar la Ley de Hidrocarburos, a fin de evitar litigios internacionales y un mayor deterioro en el clima de inversiones.

Ayer, el Gobierno de Estados Unidos aseguró que está comprometido en la defesa de un trato justo a las empresas estadounidenses en el sector energético y exigió a la Administración federal cumplir con los compromisos asumidos a través de T-MEC, ante lo que calificó como un deterioro en el clima de inversión.

El secretario de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, el panista Hernán Salinas, dijo que el reclamo de ese País era previsible, como lo es también que se sumen otras naciones que podrían verse afectadas, así como el inicio de litigios internacionales si la actual Administración no atiende las demandas.

El legislador afirmó que la reforma aprobada recientemente al sector eléctrico y la que la próxima semana será analizada en materia de hidrocarburos generan un clima adverso para la inversión extranjera, pero también para la nacional, ya que muchos connacionales participan en el sector de manera individual y como socios en proyectos.

"Estamos hablando de muchos recursos, de mucha inversión que está en riesgo con estas modificaciones al marco jurídico en materia energética, y lo más lamentable, que no entiende el Presidente, es que se corre el riesgo de la pérdida de muchos empleos que hoy necesita el País, dadas las condiciones económicas que vivimos, producto de la pandemia", expresó.

El panista llamó al Ejecutivo federal a escuchar el reclamo de Estados Unidos y a pensar en los intereses de México, que necesita este tipo de inversiones para tener energía a buen precio y amigable con el medio ambiente.

La coordinadora del PRD en la Cámara de Diputados, Verónica Juárez, coincidió en que la aprobación de la reforma eléctrica conllevaba el riesgo de provocar litigios nacionales en internacionales.

"Los más de 100 amparos que se han presentado hasta ahora y la suspensión indefinida de la reforma es consecuencia del atropello a las garantías constitucionales. Es el mismo panorama que enfrentará la reforma relacionada con hidrocarburos", afirmó.

Juárez llamó al Presidente a replantear sus propuesta de reforma al sector energético y a establecer un proceso de diálogo con todos los sectores involucrados para realmente fortalecer y modernizar al sector, combatir la corrupción y la opacidad en Pemex y la CFE, fomentar la inversión pública y privada nacional e internacional y garantizar la seguridad energética y el derecho a las energías limpias.

La diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, lamentó que las propuestas enviadas por el Presidente al Congreso estén sustentadas en una posición ideológica que, desde la percepción del Gobierno mexicano implique el cierre de las fronteras, la anulación de las inversiones y la centralización de todos los aspectos, tanto regulatorios como operativos de la industria energética.

Lo anterior, dijo, a pesar de que las empresas productivas del Estado como la CFE y Pemex, no alcanzan a cubrir las demandas energéticas del País ni a promover energías limpias para las nuevas generaciones.

Aseguró que esto es contrario al T-MEC, que busca mantener las exportaciones de energía a través del continente bajo un esquema libre de aranceles, facilitando el intercambio comercial de energía a través de las fronteras, con la clara intención desde Estados Unidos de crear un bloque comercial energético que integre a las tres naciones que forman parte de dicho acuerdo comercial.

"Así, las reformas propuestas por este Gobierno en materia de hidrocarburos tendrán el mismo efecto que las recientemente promulgadas en materia de energía eléctrica, que enfrentaran primero una seria de amparos que serán procedentes por tener vicios de inconstitucionalidad, que pueden suspender el efecto de las reformas, y en caso de vencer los límites puestos por jueces mexicanos, se enfrentarían a procesos legales a nivel internacional por incumplimientos y afectar intereses de empresas en el marco del T-MEC", advirtió.

Tagle señaló que ante todo esto la pregunta es si sabiendo el destino de las reformas, el Gobierno las usa con fines políticos en medio del proceso electoral.

"Si le interesa que avancen las reformas, ¿por qué no plantea una reforma constitucional, que requeriría mayor discusión para alcanzar el consenso, pero el resultado podría ser más efectivo?", cuestionó.