Economia

Destaca Inegi despetrolización de la economía

La extracción de petróleo cayó 2% en promedio anual en el último lustro, mientras la industria automotriz creció a una tasa media de 10%

Reforma

Reforma

jueves, 16 julio 2020 | 13:01

Ciudad de México.- La economía mexicana se despetroliza mientras toman relevancia las manufacturas, el comercio y los servicios no financieros, con un especial protagonismo de la industria automotriz, señaló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) al presentar los resultados definitivos de los Censos Económicos 2019.

Estos últimos Censos Económicos se levantaron de febrero a julio del año pasado, y tienen como base 2018.

Durante este periodo, la extracción de petróleo registró una tasa media anual de decrecimiento de alrededor de 2 por ciento.

"Esto se ve reflejado en que nuestra economía nacional es cada vez, del 2013 al 2018, menos petrolizada, y por lo tanto está creciendo la participación de otras actividades: manufacturas, comercio y los servicios privados no financieros", comentó Julio Santaella, presidente del Inegi.

"Continúa la modificación estructural de nuestra economía, donde las actividades de la manufactura, el comercio y los servicios privados no financieros van ganando terreno. Estas tres grandes actividades económicas aumentaron en 10 puntos porcentuales su participación, al pasar de 64 por ciento a 74 por ciento en su conjunto", detalló.

El Instituto destacó que esta despetrolización de la economía nacional también se ve desde el punto de vista geográfico, y es que municipios petroleros muy importantes, como Carmen, en Campeche, y Paraíso, en Tabasco, han perdido importancia en los Censos Económicos.

Por el contrario, la industria automotriz es una de las que ha ganado participación en estos cinco años, con una tasa de crecimiento medio anual del valor agregado censal de más de 10 por ciento durante dicho lapso.

"Esta industria (la automotriz) definitivamente es una que presentó un alto crecimiento, un dinamismo. De hecho, en estos cinco años se generaron alrededor de 858 nuevos establecimientos, para llegar a 3 mil 300 establecimientos. Se generaron casi medio millón de nuevos puestos de trabajo en la industria automotriz, para llegar a un millón 300 mil", subrayó Santaella.

"Y esto también tuvo una representación espacial: municipios como el de Pesquería, en Nuevo León, duplicó su valor agregado bruto censal en estos cinco años, y el Municipio de San José Chiapa, en Puebla, casi lo cuadruplicó", resaltó.

En contraste con estos grandes cambios que recogieron los más recientes Censos Económicos, hay aspectos que no se han modificado estructuralmente, como la composición de las empresas por su tamaño, donde siguen destacando las pequeñas y medianas (Pymes).

"Hay cosas que no han cambiado también; sigue siendo el caso de que nuestra economía nacional está altamente fragmentada, de tal manera que los establecimientos que son muy pequeños siguen siendo predominantes.

"En México, alrededor de 95 por ciento de los establecimientos económicos son muy pequeños, son llamados micronegocios. Estos micronegocios emplean 4 de cada 1 personas ocupadas por toda esta actividad, pero generan nada más 15 de cada 100 pesos del valor agregado censal", explicó el presidente del Instituto.

Además, los Censos exponen que la principal problemática que aqueja a los establecimientos económicos es la inseguridad pública, seguida de los altos pagos de servicios e impuestos.

Pero también sobresale que hay una disminución en el acceso al crédito, en especial para los micronegocios.

"En 2013, 16 por ciento de los micronegocios nos comentaron que tenían acceso al crédito y ahora solamente el 11 por ciento", refirió Santaella.

Los Censos Económicos, que se levantan de manera regular cada cinco años desde 1930, incluyen actividades económicas como las manufacturas; el comercio, los servicios privados no financieros, la minería, el transporte, electricidad, agua y gas; la construcción, y la pesca y acuacultura.