Economia

El mundo de las inversiones en México: las oportunidades y los desafíos del mercado

México es uno de los países emergentes más atractivos para los inversores extranjeros

El Diario

lunes, 05 septiembre 2022 | 10:58

México es uno de los países emergentes más atractivos para los inversores extranjeros. De hecho, es el país latinoamericano que obtiene más inversión extranjera directa (IED), habiendo recibido casi 30.5 millones de dólares estadounidenses de capitales internacionales en 2019. Una buena manera de descubrir las oportunidades de inversión que hay, incluidas las inversiones internacionales, es recurriendo a plataformas especializadas en social trading.

Es el caso de eToro, los futuros inversores pueden consultar información, análisis y noticias sobre el mercado en el que estén interesados, como podría ser México, en el caso de inversores extranjeros. Hay una sección dedicada también a la educación, donde resulta muy práctico aprender a invertir gracias a los conocimientos básicos y avanzados sobre inversión y comercio.

México: una historia de fluctuaciones

La inversión extranjera directa en México empezó a crecer a finales de los años ochenta, aunque su crecimiento más significativo se produjo con el cambio de milenio. Con las últimas reformas del sector de la energía, se abren las puertas al capital extranjero en proyectos de hidrocarburos que hasta ahora estaban controlados por Pemex. No obstante, los inversores internacionales siguen teniendo barreras, pues el intervencionismo estatal sigue favoreciendo a las empresas estatales. 

La pandemia ha frenado el crecimiento de la economía mexicana, pero en el primer trimestre de 2021 la inversión extranjera directa creció en un 14.8%, lo que marcó un nuevo récord. En concreto, se registró una inversión de 11,864 millones de dólares. No veíamos un volumen tan alto en el mismo periodo del año desde 1999. El sector empresarial mexicano mira ahora con algo más de optimismo el futuro, aunque solo el 19% corresponden a nueva inversión (la mayoría son reinversión de ganancias).

La inversión extranjera directa seguirá encabezando la inversión total registrada en el país. En 2020, fue el 9º país que mayor IED recibió, lo que correspondió al 2.9% del flujo de inversión extranjera total a nivel mundial. Históricamente, Estados Unidos, España, Canadá, Japón y Alemania son los mayores inversores en México, algo que se ha repetido durante los seis primeros meses de 2021. Estados Unidos representó el 51%, mientras que también vimos a Luxemburgo con un 5%. 

Ciudad de México fue la entidad que recibió una mayor parte de la inversión extranjera, con un 18% del total. Le siguieron Baja California (9%), Nueva León (8%), Chihuahua (6%) y Guanajuato (6%). En cuanto a la división por sectores, la industria es la que también ha recibido, según datos de este año, el mayor nivel de inversión, con un 59%. Las manufacturas y la minería son las que se vieron más afectadas por la pandemia en 2020, seguido por el sector de los servicios.

Recibir inversión extranjera directa tiene grandes beneficios para México, como para cualquier otro país que la obtiene. Los gobiernos pueden utilizar ese dinero para mejorar el bienestar de sus ciudadanos, promover la creación de empleo, invertir en tecnología y potenciar el comercio internacional. No obstante, todo eso no está asegurado, como tampoco lo está que se apliquen inmediatamente. La IED debe ir también acompañada de regulaciones que no olviden a los inversores locales.

Invertir en México: oportunidades

Una de las razones para invertir en México es su posicionamiento en el contexto de la economía y la política mundial. El país forma parte del T-MEC, el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), del G20 y de la Alianza del Pacífico (AP). Su localización geográfica es también clave, pues sirve de tránsito entre América del Norte y América Latina. Eso atrae también inversión asiática y europea.

Los inversores extranjeros valoran de México la gran variedad de recursos naturales que tiene. La rica diversidad del territorio hace que puedan encontrarse muchos ecosistemas diferentes y atraer empresarios de cualquier sector. No cabe duda de que el petróleo es uno de los recursos más demandados, pero ser el 7º país más turista del mundo también cautiva a empresarios de esta industria. Por otro lado, la mano de obra es relativamente barata, pero experimentada y cualificada.

Invertir en México: desafíos

No obstante, existen motivos que justifican que México no esté en primera posición en cuanto a inversión extranjera directa. El país sigue teniendo problemas estructurales importantes, tanto a nivel económico como social, que hacen que algunos empresarios prefieran optar por otro mercado. A una economía fluctuante que depende de los precios del petróleo y un nivel de corrupción alto, se le suma una tasa de criminalidad creciente y un sistema educativo generalmente deficiente.

El narcotráfico y la violencia que generan los cárteles siguen suponiendo un gran desafío para México, pues dificulta el estado económico y social del país, especialmente en las regiones fronterizas con Estados Unidos. Por otro lado, depender fuertemente de los tratos con su país vecino tampoco ayudan a fortalecer las relaciones con otras regiones. Algunas industrias, por otro lado, son demasiado competitivas o están reservadas solo para las empresas nacionales. 

El inacabable atractivo mexicano

Buen posicionamiento geográfico, gran población económicamente activa, capital humano bien calificado, mercado doméstico creciente y tratados internacionales son algunos de los motivos que explican que la inversión extranjera directa en México haya ido in crescendo desde finales de los años ochenta. La pandemia ha supuesto un gran desafío para el mundo de las inversiones en nuestro país, pero el sector parece estar recuperándose, especialmente en las zonas norte y centro.