Economia

Elevan previsión de crecimiento a 6.2%

Banxico elevó de 6 a 6.2% la previsión de crecimiento del PIB para 2021 y mantuvo en 5.7% su proyección para la inflación al cierre del año

Reforma

Reforma

martes, 31 agosto 2021 | 13:56

Ciudad de México.- El Banco de México (Banxico) elevó de 6.0 a 6.2 por ciento la previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del País para 2021 y dejó sin cambios su proyección para la inflación en 5.7 por ciento al cierre del año.

El rango de crecimiento de la economía mexicana previsto por Banxico para este año es de 5.7 a 6.7 por ciento. De este modo, el banco central del País espera que la economía local retome los niveles previos a la pandemia del Covid-19 durante el último trimestre de 2021, si es que el desempeño se acerca al rango superior.

La entidad monetaria mantuvo su pronóstico de crecimiento para 2022 en 3 por ciento y prevé que la inflación se modere para el cierre del cuarto trimestre de 2022 a 3.4 por ciento.

Banxico señaló que la inflación alcanzaría su rango objetivo alrededor de 3 por ciento hasta el primer trimestre de 2023.

Asimismo, pronostica que se generen entre 640 mil y 840 mil empleos formales este año.

Alejandro Díaz de León, Gobernador de Banxico, destacó que el entorno bajo el cual se ha conducido la política monetaria ha sido muy complejo por la pandemia, ya que primero se presentó un cierre que obligó a las empresas a "achicarse" y después se pasó de una manera muy rápida y sin precedentes a una expansión muy rápida y vigorosa, lo que ha inducido presiones en los precios.

Durante la presentación de Informe trimestral abril-junio 2021, indicó que el comercio mundial se ha venido recuperando a niveles prepandemia y que este año se espera la mayor expansión mundial con un crecimiento de 6 por ciento, pero entre los principales riesgos para la economía sobresale la variante Delta del coronavirus o que se recrudezca la pandemia.

De este modo, señaló que la economía en su conjunto enfrenta dos principales retos: el crecimiento global y las presiones en la producción y distribución.

Díaz de León también subrayó que la escasez de insumos y mercancías, en especial los chips, pondrían afectar la producción, sobre todo la automotriz.