Economia

Emerge Aeroméxico de reestructura bajo el Capítulo 11

Grupo Aeroméxico emergió del proceso de reestructura financiera bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos

Reforma

Reforma

jueves, 17 marzo 2022 | 12:18

Ciudad de México.- Grupo Aeroméxico emergió de su proceso de reestructura financiera bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

Al concluir su reestructuración, la empresa reorganizada está valorada en 2 mil 560 millones de dólares e invertirá 5 mil millones de dólares durante los próximos cinco años principalmente para expandir su flota, al tiempo que se prepara para comenzar a crecer nuevamente.

La compañía busca aumentar "significativamente" su red y flota, que crecerá para fin de año a 147 aviones de los 124 actuales.

La aerolínea obtuvo la aprobación judicial para salir del Capítulo 11 a fines de enero, pero aún tenía que cumplir con ciertas condiciones para finalizar el proceso, refirió Aeroméxico en un comunicado este jueves.

La compañía recaudará aproximadamente mil 500 millones en capital nuevo, incluida la emisión de 763 millones de dólares en notas estadounidenses, según el comunicado. Apollo Global Management, que lideró el financiamiento del deudor en posesión de mil millones de dólares, conservará una participación de 22.4 por ciento, mientras que Delta Air Lines tendrá el 20 por ciento. Un grupo de inversionistas mexicanos tendrá una participación de 4.1 por ciento, mientras que las acciones restantes se distribuirán entre nuevos inversionistas y acreedores.

"Estamos listos para iniciar un nuevo capítulo en la historia de nuestra compañía, apoyados por una fuerte base financiera, una sólida estructura de capital e inversionistas que tienen plena confianza en nuestro futuro", dijo el presidente ejecutivo de Aeroméxico, Andrés Conesa, en el comunicado.

Tanto Conesa, como el director financiero, Ricardo Sánchez Baker, y el presidente, Javier Arrigunaga, permanecerán en sus cargos actuales.

Grupo Aeroméxico se declaró en proceso de reestructura bajo la Ley de Bancarrotas estadounidense después de que la pandemia de Covid-19 provocara una severa recesión en los viajes. Aeroméxico vio cómo la cantidad de pasajeros que transportaba se desplomó más de 90 por ciento tras las restricciones de movilidad impuestas por los gobiernos, lo que provocó que los viajeros se quedaran en casa.