Economia

Encarecen los bancos créditos a familias

La tasa de interés promedio ponderada por saldo del sistema bancario mexicano para los créditos personales pasó de 43.32 en el primer bimestre de 2020 a 47.41 por ciento en el mismo periodo pero de 2021

Charlene Domínguez / Agencia Reforma

miércoles, 09 junio 2021 | 05:00

Ciudad de México– Durante la pandemia, las tasas de interés de créditos personales han aumentado más que cualquier otro préstamo bancario.

El problema con ello es que se trata de uno de los financiamientos más usados por las familias para cubrir eventualidades y con la crisis están enfrentando dificultades para pagarlos.

Pero la situación se complica porque los bancos han decidido incrementar su costo al percibir mayores riesgos. 

La tasa de interés promedio ponderada por saldo del sistema bancario mexicano para los créditos personales pasó de 43.32 en el primer bimestre de 2020 a 47.41 por ciento en el mismo periodo pero de 2021, un aumento de 4.09 puntos porcentuales. 

Este aumento en los créditos personales es el más grande que se ha tenido para un periodo similar desde 2012, según datos del Banco de México (Banxico).

En otros créditos, como el de nómina o las tarjetas de crédito, hasta ha bajado el costo al cliente. 

Por institución, es Banco Azteca la que más créditos personales ha otorgado, con 8.9 millones al primer bimestre de 2021 y de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) concentra el 75 por ciento del total de este tipo de créditos.

Lo anterior denota que buena parte de los créditos personales son empleados por usuarios de sectores poblacionales con menores recursos, la población objetivo de este banco.

La tasa de interés promedio ponderada por saldo de Banco Azteca fue de 60.54 por ciento en abril de 2020, al inicio de la pandemia en México, y conforme pasaron los meses aumentó hasta 62.43 por ciento para el primer bimestre de 2021.

Esto sin considerar otros costos de la contratación, pues de acuerdo con información del banco, el Costo Anual Promedio de este tipo de crédito se ubica en 100.3 por ciento. 

Con la pandemia y la pérdida de empleos, el perfil de riesgo de los clientes cambió, y también el apetito de usar las líneas de crédito, comentó Diego Desmentís, Principal de Servicios Financieros de la consultora Kearney.

La tasa de interés de referencia de Banxico se ha mantenido baja, en 4 por ciento, pero no se alcanza a reflejar directamente en la parte activa del crédito de los bancos porque están teniendo importantes deterioros de cartera, muestra de un mayor riesgo de impago, explicó Alfredo Calvo, director senior en S&P.

"Cuando la banca percibe mayor riesgo responde con mayores tasas de interés (...) ese mayor riesgo lo traslada a los clientes a través de mayores tasas al prestar. Justamente, el producto de consumo (no revolvente) que muestra los niveles más altos de cartera vencida son los créditos personales", expuso. 

Los créditos personales representan 27.4 por ciento de la cartera total de créditos de consumo no revolvente, con 169 mil 274 millones de pesos al primer trimestre de 2021, y son los que más nivel de impago han tenido. 

El índice de morosidad ajustado de los créditos personales llegó a 17.68 por ciento en el primer trimestre de este año, mucho mayor que el de los créditos de nómina que registran 10.20 por ciento. 

"Muestra que los clientes que tomaron este tipo de crédito personal sí se han visto afectados y los bancos han tenido que venir castigando. 

"Cuando los bancos empiezan a ver que más gente tiene complicaciones para poder hacer frente a sus obligaciones porque perdieron su fuente de empleo o su poder adquisitivo se dañó, perciben mayor riesgo y suben las tasas de interés para compensarlo", abundó el analista. 

Otros bancos que aumentaron la tasa de interés promedio ponderada de los créditos personales durante la pandemia son Banorte que pasó de 11.16 por ciento de abril de 2020 a 23.95 en febrero de 2021; Santander de 9.9 a 10.3 por ciento; Afirme de 26.61 a 28.49 por ciento; Cibanco de 35.98 a 36.31 y Compartamos de 50.47 a 50.85 por ciento en dicho periodo. 

El alza de tasas de interés es un tipo de cambio de condición de crédito para los usuarios que desincentiva la toma de éste, lo cual lleva a la contracción de la cartera.

La cartera total de consumo no revolvente de toda la banca múltiple se redujo 7.5 por ciento anual, a 618 mil 112 millones de pesos, para el primer trimestre de 2021.