Economia

Estrategias desarrolladas en Juárez vs extorsión motivan estudio

De tener un momento crítico entre 2008 y 2009, en 2020 registró una tasa de 0.59 extorsiones, muy por debajo del promedio nacional de 6.26

Tomada de internet

Manuel Quezada/El Diario

miércoles, 08 septiembre 2021 | 16:34

Las estrategias desarrolladas a Ciudad Juárez, Chihuahua en contra de la extorsión empresarial para llegar a una tasa de 0.59 casos por cada 100 mil habitantes, según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica 2020, motivó a México Evalúa a realizar el estudio “estudio Impuesto Criminal: Extorsión empresarial en Ciudad Juárez”.

En un comunicado de prensa, indicó que empezaron con el caso de Ciudad Juárez, en Chihuahua, porque después de tener un momento crítico entre 2008 y 2009, en 2020 registró una tasa de 0.59 extorsiones, muy por debajo del promedio nacional de 6.26, y ver las estrategias realizadas para reducir este delito y ver la posibilidad de replicarla en otras localidades.

La extorsión es el delito que más afectó a las empresas en 2019 y en el 85% de los casos se perpetró contra las microempresas mexicanas, de acuerdo Encuesta Nacional de Victimización de Empresas 2020 (ENVE). Sin embargo, en el 99% de las extorsiones empresariales no se denunció o no se inició una carpeta de investigación.

Abundó que la extorsión y el cobro de piso son un impuesto criminal que se ha sistematizado y va al alza: solamente en 2019 se cometieron 911 mil 506 extorsiones empresariales y la tasa de extorsión por cada 10 mil empresas incrementó 58% de 2017 a 2019.

¿Cómo conocer lo que hay detrás de un delito que se denuncia tan poco?, planteó México Evalúa a lo cual señaló que han señalado los límites que tienen los datos oficiales para generar diagnósticos de calidad sobre el fenómeno criminal.

Por eso buscaron otra forma de generar evidencia, de proporcionarle a la ciudadanía y a las autoridades información de calidad. Un fenómeno tan complejo como la extorsión es una gran oportunidad para mostrar que hay opciones para generar diagnósticos más allá de los datos oficiales.

A continuación, México Evalúa presentó la primera de una serie de investigaciones sobre extorsión empresarial, construidas con información cuantitativa y cualitativa para obtener evidencia a un nivel de detalle inédito.

Detallaron que empezamos con el caso de Ciudad Juárez, en Chihuahua, porque después de tener un momento crítico entre 2008 y 2009, en 2020 registró una tasa de 0.59 extorsiones, muy por debajo del promedio nacional de 6.26, según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Informaron que entrevistamos a víctimas de extorsión, perpetradores y funcionarios públicos de seguridad, y este esfuerzo lo complementamos con una encuesta de victimización que contempló una muestra de 380 microempresarios. Para identificar medidas o prácticas institucionales que permitieron darle vuelta al problema.

“Si buscamos información más allá de los datos oficiales y usamos esos recursos para conocer mejor los retos a los que nos enfrentamos, estaremos en posición de diseñar acciones focalizadas que atiendan la dimensión local de la seguridad. Ciudad Juárez es una oportunidad”, dijo Edna Jaime, directora general de México Evalúa.

Informaron que del estudio Impuesto Criminal: Extorsión empresarial en Ciudad Juárez se derivan recomendaciones las siguientes recomendaciones de política pública que puedan ser adaptadas en otros contextos similares del país para contener este delito:

Para autoridades:

·      Combatir la corrupción policial para evitar la colusión.

·      Fortalecer la Unidad de Antiextorsión Empresarial.

·      Concentrar inteligencia y prevención en PYMES.

·      Diseñar protocolos estandarizados para protección a empresarios afectados en caso de amenazas Incentivar la denuncia, garantizando la seguridad de las víctimas.

·      Promover ministerios públicos móviles y especializados en extorsión.

 

Para empresas:

·      No dejar documentación o correo en áreas de acceso público.

·      No dar información confidencial en persona o por teléfono.

·      Las mismas personas deben atender siempre las solicitudes de información.

·      Ser cuidadoso en la información que se comparte en redes sociales, buscadores de internet y/o bases de datos personales.

·      No utilizar rutas de entrega/transportación rutinarias.

En México Evalúa estamos convencidos de que, a partir de políticas públicas bien diseñadas se puede atender el fenómeno delictivo en nuestro país. Partiendo de diagnósticos locales y bajo esquemas multiactor: ciudadanos comprometidos, sumados a empresarios dispuestos a apoyar, articulados con autoridades.