Economia

Falta de experiencia dificulta que jóvenes consigan trabajo

El 80 % de personas de entre los 18 y 29 años de edad tiene problemas de incorporarse al mercado formal

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Manuel Quezada/El Diario

miércoles, 11 noviembre 2020 | 11:55

Chihuahua.- En Chihuahua, 8 de cada 10 jóvenes, entre los 18 y 29 años, tienen dificultades para incorporarse al mercado laboral formal, debido a la falta de experiencia y habilidades, como el manejo de un segundo idioma y los conocimientos técnicos necesarios, informó ayer por Héctor Márquez Pitol, director de relaciones institucionales de ManpowerGroup.

Lo anterior forma parte del resultado del estudio “Escasez de Oportunidades Laborales para los Jóvenes”, que realizaron ManpowerGroup y Junior Achievement Américas en el ámbito de México y Latinoamérica dado a conocer ayer en rueda de prensa virtual. 

Informó que la encuesta, que requirió un año de elaboración, destaca que el 56% de los jóvenes en el país, pertenecientes a la generación Millennial y Centennial, ven la falta de experiencia laboral como su principal dificultad para encontrar un empleo formal. 

Precisó que incluso dentro de los jóvenes que cuentan con experiencia laboral, el 32% de los encuestados afirmó tener experiencia menor a un año, mientras el 23% cuenta con experiencia dentro del sector informal.

Héctor Márquez Pitol, director de relaciones institucionales de ManpowerGroup indicó que este índice de dificultad laboral en jóvenes se agrava por regiones y por escolaridad, ya que en las regiones del norte, comprendidas por Chihuahua, Coahuila, Durango y Zacatecas, se encuentra el mayor rango con el 84%.

En el caso del Valle y Centro de la Republica, el índice de dificultad es del 82 y 81 por ciento, respectivamente, mientras que en la Sureste es del 70%.

Asimismo, a mayor escolaridad los jóvenes en México tienen mayores dificultades para emplearse; con licenciatura en un 83% de dificultad, 79% posgrado y con un 76% con bachillerato. 

Sin embargo, los jóvenes con mayor escolaridad son quienes más han participado en el empleo formal y a menor escolaridad sus oportunidades laborales se han enfocado en el sector informal. Quienes cuentan con posgrados tienen un 79% de participación en el sector formal y aquellos con primaria el 75% en el sector informal. 

“Para incorporarse al mundo del trabajo formal, requieren tener más experiencia, por lo general se paga más por la experiencia que por el nivel de estudios, así que mientras más pronto se incorporen a las organizaciones a través de programas de entrenamiento y conozcan diferentes áreas, más factible será alcanzar los puestos y sueldos deseados”, detalló 

Señaló que existe un bono demográfico que hay que capitalizar. Los jóvenes de ahora tienen un mejor nivel educativo en comparación con los jóvenes de hace 20 años. Su nivel de cultura digital es también superior.

El salario es el factor determinante para que los Millennials y Centennials acepten o no un puesto. Además, evalúan si se trata de un empleo formal, es decir, con contrato y prestaciones de ley o superiores, junto al crecimiento y flexibilidad laboral que les brinda, así como la cercanía del centro de trabajo a su domicilio. 

El estudio detectó que las diez áreas a las que más aplica la juventud mexicana son: Gestión Administrativa y de Oficina; Recursos Humanos; Manufactura; Representantes de Ventas; Tecnologías de la Información; Mercadotecnia; Contabilidad y Finanzas; Logística y Transportes; Servicio al Cliente, Construcción, Arquitectura y Diseño. 

Héctor Márquez Pitol subrayó que, en este momento de modificaciones de las formas de trabajo, las generaciones Millennial y Centennial requieren replantarse su preparación, adaptar sus objetivos profesionales y explorar los sectores productivos que se encuentran captando talento, ya que eso les ayudará a perfilarse como trabajadores del futuro. 

Finalmente indicó que, en Latinoamérica, México junto a Ecuador y Argentina se posicionan en el cuarto lugar con menor índice de dificultad de empleo para los jóvenes, solo por delante de Bolivia con 81% y por detrás de Perú (75%), Colombia (65%) y República Dominicana (60%).