Economia

Frenan pensiones inversión del IMSS

Pago a sus trabajadores pensionados y jubilados frenó en IMSS inversión en infraestructura y adquisición de insumos en 2018, revela informe

Reforma
sábado, 06 julio 2019 | 07:53
Reforma

Ciudad de México.- El pago a sus propios trabajadores pensionados y jubilados frenó en el IMSS la inversión en infraestructura y adquisición de insumos en 2018.
La necesidad de ahorrar para cumplir este tipo de obligaciones provocó que sus erogaciones se elevaron en 33 mil 625 millones de pesos respecto a un año anterior, revela el Informe financiero del Seguro Social.
De acuerdo con sus datos, el pago a pensionados y jubilados equivale al 19 por ciento del total de los gastos del Instituto, poco más del 18.7 por ciento que representó en 2017.
Y en sus proyecciones se prevé que seguirá creciendo en los próximos años.
"En 2018, las pensiones definitivas, al amparo de la Ley de 1973, crecieron en 3.2 por ciento, lo que representó un gasto adicional de 7.1 por ciento, en términos reales, respecto al año anterior", indica.
Según el informe, uno de los factores que influye en el crecimiento del gasto es que el IMSS está obligado a destinar cada año dinero a sus reservas con el fin de garantizar el cumplimiento de obligaciones futuras.
De los 432 mil 522 millones de pesos que ejerció en 2018, el 65 por ciento fue para gastos de funcionamiento, que incluyen la nómina laboral, materiales, suministros, medicamentos, material de curación y servicios generales.
Mientras que la creación de reservas financieras y de contingencia, de acuerdo con la Ley del Seguro Social, representa 7.5 por ciento de su gasto.
El IMSS presume que cerró el año pasado con un superávit de 14 mil 766 millones de pesos, y uno acumulado, por tres años consecutivos, de 32 mil 373 millones de pesos.
Sin embargo, terminó con un pasivo total de 290 mil 400 millones de pesos en 2018, cifra superior en 29 mil 910 millones de pesos respecto al ejercicio anterior, debido al incremento de aportaciones a las reservas financieras.
Es decir que, por estar obligado a ahorrar, el Instituto funciona con un gasto apretado, lo que causó que el año pasado el Consejo Técnico aprobara disponer de 204 millones de pesos de las reservas.
El IMSS estima contar con viabilidad financiera hasta 2028, con el uso de reservas y fondo acumulado por 82 mil 329 millones de pesos.