Economia

Impone BCS impuesto a turismo extranjero

Desde el 9 de noviembre, BCS cobrará un impuesto de $350 a los turistas extranjeros, que será destinado al desarrollo social de la entidad

Reforma
domingo, 03 noviembre 2019 | 14:27
Reforma

Baja California.- El Gobierno de Baja California Sur anunció que a partir del 9 de noviembre cobrará un impuesto de 350 pesos a los visitantes extranjeros.
Con este gravamen, denominado Aprovechamiento al Visitante Extranjero, el Gobierno estatal pretende recaudar más de 490 millones de pesos, los cuales destinará al desarrollo social de la entidad.
"El cobro de 350 pesos (18.50 dólares) por visitante constituirá el Fondo para la Sustentabilidad de #BajaCaliforniaSur, con el que se fortalecerá la seguridad pública, salud, educación, vivienda, empleo, deporte, cultura, desarrollo agropecuario y pesquero, e infraestructura turística y social", informó Carlos Mendoza, Gobernador de la entidad, en su cuenta de Twitter.
En 2016, el Congreso local aprobó cobrar el impuesto por uso de infraestructura pública estatal sólo a los turistas extranjeros que permanezcan en el territorio por un lapso mayor a 24 horas. Los cruceristas quedaron exentos.
Se estableció que la retención sería enterada a la Administración Portuaria Integral si el turista llega por vía marítima, y si llega por vía aérea la responsabilidad del cobro será de las aerolíneas. 

En caso de que el ingreso a la entidad sea por otro medio, los prestadores de servicios turísticos, como hoteles, casas de huéspedes, moteles y tiempos compartidos se encargarán de la recaudación.
Este viernes Mendoza señaló que el impuesto sería cubierto directamente por el turista extranjero por medio de módulos y quioscos digitales que estarán disponibles en el Aeropuerto Internacional de San José del Cabo, además de un sitio web y aplicación diseñados para ese fin.
No obstante, no indicó el mecanismo por el cual se ubicará y notificará al turista para que realice su pago correspondiente.
La aplicación del llamado aprovechamiento se consolidó aún después de la recomendación del Senado de la República de eliminar esta cuota extra con el fin de salvaguardar el derecho a la libertad de tránsito, pues dicha medida podría ahuyentar a visitantes y afectar miles de empleos.