Economia

Incauta CRE inventario de gasolina en NL

La CRE incautó en NL, por supuesta auditoría, 480 mil barriles de combustible destinados a estaciones de servicio de ExxonMobil y Marathon

Reforma

Alfredo González y Marlen Hernández/Reforma

sábado, 20 noviembre 2021 | 09:36

Monterrey, NL.- Sin importar el riesgo de desabasto de gasolinas, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) incautó en Nuevo León, para una supuesta auditoría, un inventario de 480 mil barriles o 76.3 millones de litros del combustible para las estaciones de servicio de ExxonMobil y Marathon, que les almacena la empresa de logística Bulkmatic en el municipio de Salinas Victoria.

De llegar a clausurar esa planta de almacenamiento, las estaciones de servicio de esas marcas dejarían de expender al público en un lapso de entre 3 y 5 días, estimó Alejandro Doria, presidente de Buikmatic México.

Tras una auditoría similar, la CRE clausuró el pasado 12 de julio una planta que tiene la misma empresa logística en Hermosillo, Sonora, por la que actualmente libran un litigio.

"La terminal de Bulkmatic en Salinas Victoria ha suspendido temporalmente operaciones; ahorita mientras está la revisión, no se mueve nada, porque es exhaustiva, nos están revisando hasta debajo de la alfombra".

Hasta anoche, continuaban en esa planta de almacenamiento nueve personas del área de verificación de la CRE, que arribaron desde el mediodía en busca de supuestas irregularidades con el combustible que transportan por ferrocarril y almacenan para sus clientes gasolineros.

"Principalmente lo que están buscando, o lo que esperan encontrar, es producto de procedencia ilícita, lo que se llama 'huachicol fiscal' (importaciones que se realizan pagando menos aranceles) y esto va para largo, mínimo hasta las tres o cinco de la mañana (del sábado), y no existe razón para que lo hagan".

Bulkmatic opera esa planta de almacenamiento en Nuevo León desde fines del 2019 con una inversión de 100 millones de dólares, el doble de la de Hermosillo, y tenía en proyecto la apertura de una más en el Estado de México con una inversión de 200 millones de dólares, que canceló ante las trabas regulatorias en México.

La CRE también cerró el jueves pasado en Cadereyta una terminal de Grupo México que abastece a las estaciones de Valero.

"El problema de lo que se viene es que Pemex no tiene la capacidad de asumir todo lo que están cortando", señaló otro participante del sector que pidió el anonimato.

"Si cierran esta otra terminal (la de Salinas Victoria) se viene un desabasto terrible, es un problema serio que se presentaría en unos 3 o 4 días, porque no hay manera de reemplazar el producto de forma tan rápida", agregó.

Mobil cuenta con 46 estaciones de servicio en Nuevo León, mientras que Valero tiene 12 estaciones.

Alejandro Montufar Helú, director de PetroIntelligente, refirió que existe preocupación entre los empresarios gasolineros que cuentan con contratos con las marcas afectadas, ya que se desconoce cuánto tiempo podrían perdurar cerradas las terminales.

Explicó que por lo general los contratos con las empresas prohíben a las estaciones recurrir a otro suministro de combustibles.