Economia

Indagan a Evenflo por asiento para niños

Congreso de EU inició investigación contra Evenflo por pruebas en los asientos de automóviles para niños Big Kid, el cual sería inseguro

Reforma

Reforma

viernes, 14 febrero 2020 | 13:53

Ciudad de México.- Un subcomité del Congreso de Estados Unidos inició una investigación contra Evenflo, uno de los principales fabricantes de asientos de seguridad para niños, por sus prácticas de comercialización y prueba de productos.

De acuerdo con una investigación del medio ProPublica, la semana pasada, la compañía puso el marketing por encima de la seguridad al impulsar sus asientos como aprobados en pruebas de impacto lateral, a pesar de que sus propios exámenes mostraron que un niño que usa ese asiento podría paralizarse o morir en tal choque.

ProPublica obtuvo videos de las pruebas de choque lateral que Evenflo realizó en su asiento elevador Big Kid más vendido, así como documentos corporativos internos y declaraciones que no habían sido públicas anteriormente.

Las pruebas mostraron muñecos del tamaño de un niño arrojados violentamente de sus cinturones, con sus cabezas y torsos colgando lejos de los asientos.

El principal ingeniero de asientos de automóviles de Evenflo admitió en una declaración de 2019 que si los cuerpos de los niños reales se movieran de esa manera podrían sufrir lesiones catastróficas o morir. Sin embargo, Evenflo dio a cada una de esas pruebas calificaciones aprobatorias.

No existen regulaciones federales para asientos en caso de sufrir un impacto lateral. Por lo tanto, Evenflo, como otros fabricantes de asientos de automóviles, realizó su propia prueba y luego se autoaprobó. En sus pruebas, la única forma de fallar era si el muñeco terminaba en el piso o si el refuerzo se rompía en pedazos. 

Pese a esto, Evenflo ha comercializado el Big Kid como "seguro y' probado para impacto lateral".

La semana pasada, ProPublica también reveló que el mejor ingeniero de asientos para automóviles de Evenflo les dijo a los ejecutivos de la compañía que deberían dejar de comercializar el asiento elevador Big Kid para niños de menos de 40 libras porque esos niños estarían mejor protegidos en los asientos tradicionales con arneses internos.

Al mismo tiempo, les envió un informe federal, que encontró que los niños de 3 y 4 años tenían un riesgo reducido de lesiones en los choques cuando usaban asientos con arnés.

Sin embargo, un ejecutivo de marketing vetó la recomendación del ingeniero de seguridad, según muestra un correo electrónico interno de Evenflo. La compañía continuó vendiendo el Big Kid para niños de tan solo 30 libras.

Evenflo, una subsidiaria de Goodbaby International Holdings Ltd., con sede en China, ha vendido más de 18 millones de los Big Kid. Actualmente, otros seis fabricantes de asientos para automóviles venden sus asientos para niños de 30 libras.

Los choques de impacto lateral fueron responsables de más de una cuarta parte de las muertes de niños menores de 15 años provocadas en colisiones de vehículos en 2018, en Estados Unidos. Si bien son menos comunes que los choques frontales, son especialmente peligrosos porque solo hay una puerta entre el niño y el otro vehículo.