Economia

Juega EU con herramientas del TME-C

A sólo 10 meses saca cartas a su favor para hacer que se respeten los acuerdos

Frida Andrade / Agencia Reforma

viernes, 28 mayo 2021 | 05:00

Ciudad de México– A sólo 10 meses de haber entrado en vigor el T-MEC, Estados Unidos no ha perdido tiempo para utilizar las herramientas de defensa que otorga.

De acuerdo con especialistas, estas son señales claras de que EU presionará para el cumplimiento del tratado con el fin de defender intereses de sus productores y empresas.

El 12 de mayo, EU hizo la primera solicitud bajo el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC para que México lleve a cabo una revisión a las presuntas violaciones en la validación del contrato en la planta de GM de Silao, Guanajuato.

También, el 25 de mayo solicitó el primer panel de controversias bajo el Capítulo 31 del tratado comercial en contra de Canadá por cupos de productos lácteos.

Lo que muestran estas acciones es que EU está accionando los mecanismos a su disposición para presionar a que se respete el T-MEC, resaltó Luis Pérez, socio del despacho Pérez de Acha e Ibarra de Rueda.

En el caso de México, el embajador del país en EU, Esteban Moctezuma, acusó sobre abusos a mexicanos en el sector agrícola en ese territorio.

Sin embargo, sólo quedó en nivel de inquietudes y no se ha dado a conocer si se perfilarían bajo la protección del acuerdo comercial, resaltó Pérez.

Alejandro Gómez, socio en el despacho Foley Gardere Arena, expresó que con estas acciones el gobierno estadounidense manda una señal de que se ven atendidas las demandas de sus productores.

Es decir, hay una aceptación gubernamental de los reclamos de varios sectores del vecino país del norte, añadió.

Actualmente se tienen abiertas investigaciones por productos agrícolas contra México como la calabacita y pepino, las cuales, dependiendo de los resultados finales, podrían detonarse en una vía de defensa incluida en el T-MEC, explicó Gómez.

También se ha abierto una gama importante de temas a tratar sobre el pacto comercial que Estados Unidos mantiene sobre la mesa y bajo el amparo del acuerdo, como aspectos anticorrupción, cambios en el sector de energía eléctrica o posibles daños a inversiones, añadió Pérez.

Entre los sectores que se ha pedido a la Oficina del Representante Comercial (USTR) de ese país, a cargo de Katherine Tai, se encuentran revisiones al sector energético por los cambios presentados desde junio de 2020 para proteger a Pemex y la CFE, mismos que advierten podrían violan el Capítulo 22 del acuerdo comercial.

Destacan también advertencias por parte de Estados Unidos sobre las amenazas del presidente Andrés Manuel López Obrador para quitar la autonomía al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Comisión Federal de Competencia (Cofece), que violarían el Capítulo 18.