Economia

La poderosa industria que conquistó el sistema fiscal en la era Trump

Estados Unidos pierde 75 mil millones de dólares al año debido a inversionistas de sociedades que no reportan con precisión sus ingresos

The New York Times

The New York Times

domingo, 13 junio 2021 | 18:02

Restaban dos semanas en la administración de Donald Trump cuando el Departamento del Tesoro autorizó una serie de reglas que gobiernan una oscura parte del código fiscal.

Supervisadas por un funcionario de alto rango del Tesoro, cuya puesto anterior se dedicaba a ayudar a los acaudalados a evitar impuestos, las nuevas regulaciones representaron una importante victoria para las empresas de capital privado.

Eso aseguró que los ejecutivos de esa industria que tiene un valor de 4.5 billones de dólares, cuyos líderes usualmente miden su pago anual con cifras de ocho o nueve dígitos, podrían evitar pagar cientos de millones de impuestos.

Las reglas fueron aprobadas el 5 de enero, el día anterior al motín en el Capitolio de Estados Unidos. Por eso apenas y fue notado por alguien.

El regalo de despedida de la administración Trump a esa industria fue parte de un patrón que ha abarcado presidencias y Congresos republicanos y demócratas: el capital privado ha conquistado el sistema fiscal estadounidense.

Esa industria ha perfeccionado una serie de estrategias para evitar impuestos tan agresiva que por lo menos tres funcionarios de empresas de capital privado han alertado al Servicio de Recaudación Interna, IRS por sus siglas en inglés, de tácticas que son potencialmente ilegales, de acuerdo a personas que tienen conocimiento del asunto y los documentos revisados por The New York Times.

Sin embargo, el IRS ha sufrido una disminución en su personal debido a recortes presupuestarios, lo cual le ha impedido que vigile a esa industria poderosamente política.

Aunque las revisiones intensivas de grandes empresas multinacionales son comunes, el IRS en raras ocasiones lleva a cabo auditorías detalladas en las empresas de capital privado, de acuerdo a actuales y anteriores funcionarios de la agencia.

Las personas que ganan menos de 25 mil dólares tienen tres veces más probabilidades de ser auditados que esas sociedades, cuyos ingresos fluyen abundantemente hacia el 1 por ciento de los estadounidenses más ricos.

Las consecuencias de esa disparidad son enormes.

De acuerdo a una estimación reciente, Estados Unidos pierde 75 mil millones de dólares al año debido a inversionistas de sociedades que no reportan con precisión sus ingresos --- por lo menos parte de ese importe podría ser recuperado si el IRS realizara más auditorías.