Economia

Lanzan alerta multinacionales por outsourcing

Eliminar el outsourcing complicará el manejo de nómina y la carga en seguridad social de multinacionales, por lo que podrían dejar el país

Reforma

Verónica Gascón/Reforma

miércoles, 03 febrero 2021 | 08:35

Ciudad de México.- Las compañías multinacionales enfrentarán complicaciones para implementar cambios en su operación en caso de que se elimine el esquema de subcontratación y algunas de ellas podrían salir del País, consideró el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales.

 Claudia Jañez, titular del Consejo, dijo que las multinacionales generan 500 mil empleos directos, la mayoría bajo insourcing, un esquema basado en crear una empresa en el mismo grupo para administrar la nómina, por lo que se complicaría implementar cambios si se prohíbe.

 "Son 500 mil empleos que tenemos en las empresas globales, la mayor parte o un gran porcentaje está en insourcing, y la otra preocupación que hay son los servicios compartidos que tenemos en los corporativos, como call centers, cobranza de todo tipo.

"Son empresas que tienen empleados que trabajan por bonos de productividad, que pagan impuestos y con cargas de seguridad social, si se prohibiera el outsourcing, estas empresas podrían salir del País a donde no se prohíba, particularmente en Centroamérica, que es un lugar atractivo", afirmó Jañez.

El insourcing es un esquema basado en crear una empresa dentro del mismo grupo para administrar la nómina.

En entrevista con Grupo REFORMA, Jañez comentó que esta semana sostendrán una reunión con la Secretaria del Trabajo, Luisa Alcalde, donde externarán su preocupación por la eventual aprobación de la reforma y su implementación inmediata. 

Alcalde ha mencionado que la reforma para regular la subcontratación recibiría carácter de preferente en el Congreso.

La iniciativa señala que la eliminación del outsourcing entraría en vigor un día después de su publicación, pero el sector privado ha comentado que se requiere de mínimo seis meses para lograr la transición.

Jañez comentó que esta situación sería complicada para las empresas globales.

"Al menos para empresas grandes sería muy complicado porque hay que mover empleados, estructuras. Porque esto significa sustituciones patronales en la mayoría de los casos. Implica dar de baja y de alta (a trabajadores) en el Seguro Social.

"Esto sería una carga enorme para el Seguro Social. Además, hay que cambiar los sistemas internos para pago de nóminas, cálculos de productividad, compensaciones variables, y por lo menos se necesitan 6 meses para hacerlo, una vez que se apruebe la iniciativa", consideró.

Desde su punto de vista, con los cambios en subcontratación se deben hacer reformas paralelas en el reparto de utilidades.

Añadió que las empresas globales pagan lo equivalente a tres meses de salario, en promedio, por este concepto.

Sugirió que las utilidades se otorguen de manera escalonada.

"Quien menos ingresos tiene que reciba más utilidad, que vaya ligado a empleados que tienen salarios menores. Tenemos que lograr un esquema escalonado, que se logre un reparto de utilidades ligado a ingresos", subrayó.