Economia

Llega a $25 el kilo de gas LP

A partir del 10 y hasta el 16 de octubre, la tarifa máxima del kilo de gas LP es de 25.25 pesos

Manuel Quezada Barrón/El Diario

domingo, 10 octubre 2021 | 05:00

Chihuahua.- Sólo dos meses y dos semanas le valió a las compañías gaseras para superar marginalmente el precios de 25.00 pesos por kilogramo de gas licuado de petróleo que tenían hasta antes del establecimiento de la tarifa máxima al consumidor impuesta por la Comisión Reguladora de Energía.

A partir del 10 y hasta el 16 de octubre, la tarifa máxima del kilo de gas LP es de 25.25 pesos, por lo que los cilindros a gas de mayor demanda como es el de 30 y 45 kilogramos tendrán un precio de 979.65 y de mil 1136.25, respectivamente, en las área de Aldama, Chihuahua, Aquiles Serdán, Santa Isabel y Riva Palacio.

La tarifa representa un incremento del 15.9 por ciento respecto a la primera máxima de 21.77 pesos que tuvo vigencia del 1 al 7 de agosto y que ubicó la venta del cilindro de 30 kilos en 653.10 pesos y el de 45 kilogramos a 757.5 pesos.

Hasta antes del primero de octubre, las compañías gaseras ofrecían el kilogramo de gas licuado de petróleo en la ciudad de Chihuahua a un promedio de 25.0 pesos y los cilindros de 30 y 45 se conseguían a 750 y mil 125.0 pesos, respectivamente.

La Asociación México ¿Cómo Vamos? Informó que la tasa anual de inflación del gas LP fue de 20.63%, mayor en septiembre que el periodo anterior. Esto lo convirtió en el producto genérico con mayor incidencia mensual. 

Planteó que hay dos lecturas consecutivas sobre el alza en precios del energético de mayor uso doméstico en México, a pesar de la política de precios máximos vigente y la operación de Gas Bienestar, esta estrategia deficiente para proteger a las familias mexicanas de las presiones de los precios internacionales.

Los especialistas estimaron que las tarifas de los energéticos continuarán mostrando alzas  por temas de oferta (cuellos de botella en la producción) conforme se acerca el invierno. 

Apuntaron que la situación es una oportunidad para prever y contener los efectos adversos que enfrentarían las familias mexicanas. 

Finalmente apuntó que la Secretaría del Bienestar debería estar planeando un programa de transferencias para las familias más vulnerables a las alzas al gas LP, lo cual, consideraron, aun se esta tiempo.