Economia

'Llueven' multas a las financieras populares

Las Sociedades Financieras Populares han recibido 300% más sanciones de CNBV, sobre todo en materia de prevención de lavado de dinero

Reforma

Charlene Domínguez/Reforma

lunes, 09 mayo 2022 | 08:23

Ciudad de México.- Las Sociedades Financieras Populares (Sofipos) fueron objeto de una "lluvia" de multas durante la pandemia, al recibir 300 por ciento más sanciones por parte de la autoridad.

 Este tipo de financieras, que ofrecen productos de ahorro y crédito a personas de bajos ingresos, así como a los micronegocios, acumularon 72 sanciones en 2021, es decir, cuatro veces más de las aplicadas en 2020.

 En el primer año de la pandemia en México, las financieras populares acumularon multas por más de 4.1 millones de pesos, y para 2022 el monto incrementó a más de 31.4 millones de pesos.

 Las Sofipos sancionadas se "saltaron" la Ley de Ahorro y Crédito Popular, con distintos puntos infringidos, pero la mayoría en prevención de lavado de dinero, de acuerdo con la dirección general de Delitos y Sanciones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

 La más multada en 2021 fue la Sofipo Te Creemos, con 23 multas que ascendieron a 8.1 millones de pesos en total.

 Entre las infracciones cometidas por Te Creemos destaca que carecía de sistemas automatizados con alertas para detectar operaciones que se pretendieran llevar a cabo con personas morales de la lista de personas bloqueadas, y que detecte y dé seguimiento a las posibles operaciones inusuales.

 Ku-Bo Financiero registró tres multas que rebasaron 8.3 millones de pesos; a Financiera Sustentable de México se le impusieron 4 multas por 3.9 millones; Multiplica México sumó 7 sanciones por 4.3 millones, y la Sofipo Consejo de Asistencia al Microemprendedor tuvo 9 multas por 3.3 millones de pesos.

 Entre la explosión de servicios financieros digitales hubo Fintechs que no obtuvieron licencia para operar y pusieron la mira en adquirir Sofipos como un vehículo alternativo para continuar operaciones, ya que con ellas se pueden hacer prácticamente las mismas actividades que un banco. 

Este foco de las Fintech hacia las Sofipos atrajo más visibilidad por parte de las autoridades financieras sobre el cumplimiento a las normas de lavado de dinero por las compras y adquisiciones que se empezaron a generar en el mercado, explicó Héctor González, socio del despacho Calatrava Consultores.

"Las Sofipos estaban como por ahí en la esquinita y como que la CNBV le daba seguimiento, pero ahora que más Sofipos han sido compradas por otras empresas obviamente, se ha generado la imposición de multas por la revisión de éstas", comentó el experto.

La Asociación Mexicana de Sociedades Financieras Populares (Amsofipo) dijo que en 2019 la autoridad estableció reglas temporales para abrir cuentas de crédito y depósitos a la vista de forma remota.

 "Esta medida requirió que la CNBV pusiera mayor énfasis en temas como el lavado de dinero o la prevención de fraudes cibernéticos a clientes a través de la suplantación de identidad de instituciones financieras, incluidas las Sofipos", explicó el organismo.

 Las instituciones afiliadas a Amsofipo, que integra a 40 instituciones y que en conjunto atienden a 5 millones de clientes en el País, están adecuando sus procesos internos de la mano de la autoridad para obtener su autorización y uso de la actualización de sus sistemas digitales para el pleno cumplimiento de estas modificaciones.

 Las instituciones están trabajando en la ilegibilidad de los documentos de identidad de los clientes, que en ocasiones son borrosos o no cuentan con la calidad apropiada, ejemplificó el organismo.

 Federico de Noriega Olea, socio de Hogan Lovells, consideró que el repunte de sanciones en las Sofipos reflejado en 2021 obedeció también a que en 2020 hubo menos sanciones porque las actividades estuvieron frenadas por la pandemia.

 "Omitir deberes de vigilancia y de conocimiento e identificación de cliente puede facilitar el lavado de dinero. La prevención del lavado de dinero es un brazo importante en la lucha contra el crimen organizado.

 "El dinero del crimen organizado entra al sistema financiero a través de entidades e intermediarios financieros. En este sentido, en las Sofipos, como en cualquier otra entidad financiera, hay un riesgo real de lavado de dinero", dijo De Noriega Olea.